BUENOS AIRES (ADNSUR) - La semana pasada, la fábrica de Lácteos Mayol, en la localidad bonaerense de Gobernador Udaondo, se vio bloqueada por sindicalistas de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera. Ante la desesperación por no poder trabajar, uno de los socios de la firma, Dardo Mayol, grabó un conmovedor video donde, llorando, pidió: “Sáquenme esta lacra de encima”.

“No me puedo expresar bien, tengo un dolor en el alma muy profundo. No tengo miedo. Ya les dije que, con 73 años, hagan de mi cuerpo lo que quieran. No era nada difícil para ellos, 30 patoteros, que me agarren en medio de la calle solo y cagarme a palos”, manifestó. “Ya me pegaron demasiado con todo lo que está pasando, tengo el cuerpo dolido, pero no estoy vencido”, agregó.

Entre lágrimas, reclamó: “Realmente espero que alguien en este bendito país saque esta lacra de mi fábrica, la fábrica de mi abuelo. Sáquenme esta lacra de encima, ayúdenme”.

Durante las 96 horas que duró la medida de fuerza, la firma estuvo paralizada por sindicalistas que reclamaban que la mitad de los 14 empleados pasaran a ATILRA, y argumentaban que algunos trabajadores se estaban en otros gremios para pagar menos en cargas sociales.

La familia Mayol afirmó que el reclamo incluyó daños a la propiedad y destrozos en la fábrica, como la rotura de un generador. Esto, entre otras consecuencias, llevó a la pyme a tirar más de 5 mil litros de leche, que no se pudieron procesar por el bloqueo.  El jueves pasado, el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria, informó TN.