BUENOS AIRES - El juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena fue apartado este viernes de la causa en la que investiga el presunto espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri a políticos del oficialismo y la oposición, sindicalistas, periodistas y jueces.

La decisión fue tomada por el juez de la Cámara Federal de La Plata Roberto Lemos Arias, quien hizo lugar al pedido de la defensa de tres exagentes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), que plantearon la recusación del magistrado por incompetencia. Ahora, la causa pasará a manos del otro juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Auge.

El argumento de los defensores es que el propio Villena ordenaba las tareas de inteligencia por las que los espías están imputados.

Espionaje ilegal: la causa quedó a cargo del juez Juan Pablo Auge.

“El juez Federico Villena, como instructor de las causas referidas, era el encargado de controlar y evaluar la legitimidad y el alcance de las medidas ordenadas, por lo cual se encuentra justificado el temor de parcialidad alegado por los recusantes y el pedido de que no quede a cargo de la investigación de las actividades ilícitas derivadas -en parte- de las medidas que él mismo dispuso”, sostuvo el camarista Lemos Arias en su resolución.

El apartamiento de Villena se da luego de que el juez decidiera avanzar en la detención de 22 personas, entre exagentes de la AFI. Entre los detenidos se encuentra Susana Martinengo, ex funcionaria del gobierno. Los acusados comenzaron a ser indagados el miércoles, siguieron ayer y continúan hoy.

La decisión de apartar a Villena no impacta sobre esas decisiones y otras que tomó el juez que se mantienen vigentes. El nuevo magistrado del caso podrá revisarlas pero el fallo de la Cámara no implican su nulidad.