MAR DEL PLATA (ADNSUR) - Otra de las postales inusuales que ofrece la pandemia se registró en la zona portuaria de Mar del Plata cuando un lobo marino se subió a un auto estacionado. El hecho se constató durante la media mañana del miércoles, cuando un trabajador observó al animal subido al frente de un vehículo.

El testigo de la insólita escena, decidió registrarla y luego fue publicada en redes sociales. En las imágenes se observa al lobo marino subido sobre el capot de un utilitario de la cooperativa Coomarpes.

"El proceso de sentido común marca que cuando se guarda el hombre, el cual muchas veces es percibido como un depredador o algo malo, los animales tienden a encontrar espacios que no tenían permitido porque antes estaban ocupados por actividades que les podían resultar hostiles", remarcó Juan Pablo Isacch, investigador principal del Conicet.

Lobo marino se sube a un auto

En declaraciones a 0223, el integrante del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (IIMyC) sostuvo que el avance sobre los espacios que ahora no están ocupados por el hombre demuestra que "muchos animales tienen restringido su hábitat".

"La interpelación o el mensaje más interesante para leer de toda esta situación está en ver de qué forma podemos convivir con estas especies que quedan recluidas a lugares muy específicos. Sería interesante que cuando volvamos a salir de nuestras casas estas especies no vuelvan a recluirse a lugares mínimos y marginales y se logre alguna convivencia", instó el profesional.