CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Tal como ya ocurrió en Europa, los geriátricos son uno de los lugares más vulnerables en plena pandemia de coronavirus, ya que los ancianos pertenecen al principal grupo de riesgo ante la enfermedad. 

Para soportar el aislamiento de los adultos mayores en riesgo, el Hogar de Reminiscencias de Tandil instaló un novedoso sistema que les permite a los parientes poder abrazar a sus seres queridos que residen en el lugar sin temor al contagio del coronavirus.

Se trata de una especie de mangas de plástico dispuestas en un panel de nylon, que permiten colocar los brazos dentro para generar un contacto cercano sin riesgo. 

La idea fue de Anahí Soulié, la propietaria de la residencia, quien observó la angustia y el padecimiento de los abuelos, según publicó este jueves Telefé Noticias. 

"Lo saqué de internet -contó-. Miré unos geriátricos en España que lo tenían y nos pusimos en campaña. Lo estudiamos bien, estuvimos dos días mirando que no entrara aire".

"Sabemos que estéticamente no es lindo, pero queríamos que estuviera firme, adaptándolo a la puerta", detalló la propietaria del lugar a La Voz de Tandil.