Un hombre brasileño causó sorpresa en los equipos médicos luego de que tras contagiarse de coronavirus diera positivo en los tests de PCR durante 218 días consecutivos, un periodo de tiempo en el que el virus no solo se replicó, sino que también mutó en el interior del organismo.

Se trata de un hombre de 40 años que ya es objeto de estudio en el mundo, y que antes de padecer covid-19 había pasado por un tratamiento agresivo contra el cáncer que dejó su sistema inmunológico fuertemente debilitado, según lo explicado por la Fundación de Amparo a la Pesquisa del Estado de Sao Paulo.

En base a las primeras investigaciones realizadas por la Universidad de Sao Paulo (USP), el virus "no sólo estuvo presente en el organismo del paciente, sino que también se replicó".

"Durante todo ese periodo hubo riesgo de transmisión para otras personas", detalló al respecto María Mendes-Correa, profesora de la Facultad de Medicina de la USP y primera autora de la investigación en una afirmación que fue confirmada gracias a exámenes in vitro a partir de muestras nasofaríngeas y de saliva extraídas semanalmente.

"Esa capacidad replicante del virus fue observada de forma continua y persistente durante un periodo de 196 días consecutivos", agregó.

Lo más sorprendente, cabe destacar, es que en ningún momento el paciente desarrolló anticuerpos para la enfermedad.

"Ese es un fenómeno preocupante, pues favorece el surgimiento de variantes virales mejor adaptadas al organismo humano", concluyó Mendes-Correa.