RÍO NEGRO (ADNSUR)- El incendio cerca de El Bolsón ya arrasó con 6.500 hectáreas, y este martes se advirtió que: "Es inminente que en algún momento pase para Chubut”. Brigadistas del Servicio de prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif) de Bariloche y El Bolsón combaten las llamas en Cuesta del Ternero, en el camino a El Maitén.

Foto: Nicolás Cortez
Foto: Nicolás Cortez

El fuego se desató el domingo por la tarde, donde más de100 trabajadores luchan contra las llamas y para proteger las viviendas. Hasta el momento, se registró un herido, siete personas tuvieron que ser evacuadas y no se registraron destrozos en viviendas de la zona.

“Debido a la sequedad del combustible vegetal de la zona en las últimas semanas, sumado a los fuertes vientos, hicieron que la situación se descontrolara como nunca habíamos visto”, afirmó a TN el Jefe del Área Técnica del Servicio de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales, Nicolás De AgostinI. Y manifestó que "Yo llevo 13 o 14 años aquí y nunca se vio algo así en esta zona. El incendio más grande que habíamos tenido había sido de unas 2.000 hectáreas”.

El especialista advirtió que en la zona del fuego trabajan por el momento unas 105 personas y que aún se está lejos de poder controlar las llamas. El objetivo que se trazaron desde el área técnica es preservar la vida de quienes combaten el incendio y proteger las casas de la zona.  “Es una zona rural, el paisaje es una transición entre la cordillera y la estepa. Es un paisaje montañoso con algunos valles, lo cual dificulta el combate porque para trasladar agua hay que recorrer muchos kilómetros. Hay grupos de casas y grandes campos con viviendas y galpones”, afirmó De Agostini.

Asimismo, explicó que van a trazar unas líneas cortafuegos en zonas específicas del bosque, gracias al aporte de una máquina de un vecino y se intentará mantener fríos algunos puntos cercanos a las viviendas. Y adelantó, que la situación podrá complicarse aún más a las 11 de la mañana, cuando la temperatura del día suba y se intensifiquen los vientos.