Luego de que el pasado 7 de agosto un incendio destruyera el hospital de Ushuaia obligando al traslado de los pacientes, este martes la jueza del caso declaró inimputable al autor del hecho.

Se trata de la magistrada Barrionuevo, quien dio por demostrado que el autor del incendio fue un paciente psiquiátrico que poseía antecedentes penales, y que encendió el colchón de la cama que ocupaba generando las llamas.

El responsable, de 31 años, estaba internado en una de las habitaciones del servicio de Salud Mental, y según el fallo judicial los policías que custodiaban al hombre se encontraron con el "humo negro" al ingresar a su habitación a las 17.55.

 “Ya está, ya quemé todo”, habría dicho el autor a los enfermeros del lugar luego de dirigirse hacia el sector de enfermería, momentos antes de sentarse en un banco con una mochila y una bolsa, observando cómo comenzaba el operativo para apagar el incendio y evacuar a los internados.

La jueza, informó Telam, tuvo en cuenta que el responsable ya había sido declarado inimputable en una causa penal anterior al incendio, y que su internación había sido ordenada en el pasado por otros jueces, uno penal y otro de familia.