El papa Francisco suele ser el centro de atención en las reuniones generales que se llevan a cabo en el Vaticano, pero esta vez el Hombre Araña, o la persona detrás del personaje, se ganó todas las miradas de quienes asistieron a la audiencia de los días miércoles.

Él es Matteo Villardita, un joven de 28 años de edad, que usualmente se disfraza de héroe de historietas y películas para llenar de alegría a niños enfermos en los hospitales, como el hospital pediátrico del Vaticano, lugar al que pensaba dirigirse después.

Debajo de su disfraz, en medio de una ola de calor, Villardita dijo que le pidió al papa que rezara por los niños y sus familias.

El hombre dijo a AP TV que le dio a Francisco una máscara “como señal para decirle que a través de estos ojos veo diariamente el dolor de los niños enfermos en los hospitales”.

El joven saludó al pontífice rozándole el brazo. “Fue muy emocionante porque el papa Francisco comprendió inmediatamente mi misión”, dijo.

Villardita tomó fotos con algunos chicos que asistieron a la audiencia en un patio del Vaticano.

El Vaticano calificó a Villardita de “superhéroe realmente bueno” y repitió su declaración de que durante los largos meses de pandemia realizó más de 1.400 videollamadas porque no podía ir en persona, para provocar sonrisas a los niños enfermos.

Con información de Associated Press