El ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, afirmó en las últimas horas que "un nuevo IFE no está descartado" para el Gobierno nacional. "Está claro que estamos en una situación crítica en materia social y evaluamos permanentemente qué medidas de ayuda tenemos que aplicar", señaló.

"De los 9 millones de personas que recibieron IFE hay 3 que volvieron a la actividad; otros 3 con dificultades y otros 3 con muchas dificultades", explicó Arroyo a El Destape Radio

El funcionario se refirió a la "realidad de la pobreza" y dijo que tiene "tres caras: el pobre con trabajo formal, que tiene recibo de sueldo y aún así no le alcanza para llegar a la canasta básica; el que es pobre con trabajo informal y la persona que recibe asistencia del Estado".

Durante los últimos 9 días y a raíz del aislamiento estricto dispuesto por el DNU 334/2021 para reducir la circulación del virus "hubo un parate en la actividad informal" y "hay sectores que requieren ayuda y entonces vamos evaluando permanentemente la situación", dijo el ministro. Y sostuvo que los dos "ejes centrales" de las políticas del Estado son la emergencia alimentaria y el trabajo.

En relación al primero, adelantó que "las personas que compren con la Tarjeta Alimentar leche, carne, frutas y verduras tendrán descuento del IVA".

"La idea es que paguen menos impuestos los que menos tienen", sintetizó el ministro. Además se desarrollará una aplicación para el celular de modo tal que "quien tenga la Tarjeta Alimentar pueda comprar no solo en el comercio, sino a los pequeños productores y emprendedores a través de un código QR", agregó.

En relación al segundo eje, el del trabajo, Arroyo remarcó el Programa Potenciar Trabajo "para las personas que están en situaciones más críticas" y del Repro2 "que estaba destinado a los del sector privado y se amplió a monotributistas y a emprendedores".

Finalmente, declaró que "del aporte a las grandes fortunas el 15 por ciento irá para la urbanización de los 4.440 barrios populares".