BUENOS AIRES - En una reunión virtual realizada este miércoles, el Ministerio de Salud de la Nación presentó un proyecto borrador que plantea una nueva reglamentación para la ley que permite el uso medicinal de marihuana, que fue sancionada hace tres años. Lo novedoso del documento, sobre el que vienen trabajando desde febrero, es que aceptara el cultivo personal de cannabis con destino terapéutico. Además, abre la posibilidad de que el aceite también se consiga en farmacias del país.

Según confirmaron a Clarín desde la cartera de Salud, la presentación estuvo a cargo del ministro Ginés González García​ y se dio en el marco del primer consejo consultivo realizado por esta gestión en relación a la ley.

Del encuentro participaron la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y la subsecretaria de Medicamentos e Información Estratégica, Sonia Tarragona, quien fue designada como presidenta del consejo consultivo. También se sumaron referentes de ONGs dedicadas al tema, representantes del Conicet, del INTA, de ANMAT y ANLAP, entre otros.

El Gobierno busca habilitar el cultivo personal de cannabis y la venta de aceites en farmacias

La propuesta, que fue consensuada por las partes, apunta a "garantizar el acceso a partir de la creación de un registro de especialidades medicinales, autocultivo, la ampliación de especialidades médicas para su prescripción y un registro de pacientes", según precisaron desde Salud. Además, "establece la promoción y apoyo a la investigación clínica para la generación de evidencia para la indicación terapéutica en otras patologías".

Otro detalle importante es que contempla la gratuidad del cannabis medicinal para aquellos que tienen "cobertura pública exclusiva".  Entre los puntos más relevantes, se crearía un registro de cultivadores y el Estado, a través de diferentes universidades del país, se ocuparía de controlar la calidad del producto.

Para los que necesiten adquirir directamente el aceite, la idea es que algunas farmacias del país puedan incluirlo como especialidad medicinal y dispensarlo. En estos casos, el cannabis terapéutico deberá prescribirlo un médico. Vizzotti sostuvo que la propuesta de la nueva reglamentación “era una deuda pendiente que tenía el Estado, que debía dar respuesta a la sociedad en relación a una ley que tiene sus limitaciones”

La norma que insta al Estado a investigar el uso medicinal del cannabis se sancionó en 2017. En ese momento, quedó restringida a una sola afección: la epilepsia refractaria. Sin embargo, en la práctica, los derivados de la planta, ya sea aceites o cremas, son utilizados por pacientes con otras patologías como cáncer, reuma, fibromialgia y dolores crónicos.

Hasta el momento, solo se permitía la importación de cannabis para uso medicinal, que es costosa y no siempre de fácil acceso. Fuentes que participaron de la reunión vía Zoom aseguraron que si bien se plantearon algunas observaciones, hubo un acuerdo generalizado en relación a las ventajas de la nueva forma de aplicación de la ley.