CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Gobierno autorizó este lunes la reapertura de las iglesias en todo el país para "la asistencia espiritual a los fieles y los rezos individuales" luego de estar 50 días cerradas por el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Sin embargo, de acuerdo a lo establecido por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, seguirán estando prohibidas las ceremonias religiosas por el riesgo de contagio.

El jefe de Gabinete Santiago Cafiero y el canciller Felipe Solá se reunieron con el titular de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) Oscar Ojea, el cardenal Mario Poli y el monseñor Carlos Malfa, informó TN.

A partir de la aprobación del Gobierno, el secretario de Culto Guillermo Oliveri convocó para el martes a Malfa para diagramar un "protocolo sanitario que servirá de guía específicamente para la Iglesia Católica".

Conferencia Episcopal Argentina on Twitter

Tras la reunión en la Casa Rosada, desde la Conferencia Episcopal remarcaron: "Se ratificó la posibilidad de que los templos estén abiertos para la oración individual".

También afirmaron que "los sacerdotes podrán recibir, de ser posible de manera previamente acordada, a los fieles que soliciten ayuda espiritual, siempre teniendo en cuenta las disposiciones sanitarias".