BUENOS AIRES - La cuarentena provocó que la gente se tuviera que quedar en su casa de una manera prolongada, y todavía no se ve el sol a final del túnel. ¿Qué efectos produce en el cuerpo la falta de exposición al sol y a la vitamina D? ¿Y cómo se puede suplir?

Ya la gente no va por las calles para llegar al trabajo o por algún compromiso que tenía que cumplir. Es por eso que la luz del sol se ve solamente cuando entra por la ventana, o los que tienen suerte a traves del balcón o un patio. Hay gente, sin embargo, que viven en departamentos internos y no tienen siquiera esa posibilidad.

“El sol no provee toda la Vitamina D que uno necesita. Esta cuarentena favorece esa baja, pero si después se van a chequear y los valores están bajos no corresponde solo al encierro”, explicó a Clarín Irene Beatriz Baran, médica clínica, reumatóloga y médica deportóloga.

“El encierro hace bajar los niveles de vitamina D en el cuerpo, pero igual no es uno de los principales factores porque yo he visto jóvenes y adultos que son deportistas que tienen los niveles bajos y practican al aire libre", aseguró. "Te diría un 60% de las personas que yo consulto tiene bajo estos niveles de por sí", agregó la médica.

Al mismo tiempo, la reumatóloga afirmó que el sol es importante para la creación de esta vitamina de manera endógena, la que crea el mismo cuerpo. “Si uno puede salir al balcón o una terraza propia, puede hacerlo unos 20 o 30 minutos pero con cuidado a las otras enfermedades de piel que trae el sol. Hay que lograr un balance equilibrado”, aseveró.

En este sentido, dijo que las prepagas de primera linea y con los planes más caros solo permiten a cada paciente un solo dosaje anual de esta vitamina: “Con todo este asunto de la cuarentena, las prepagas van a tener que rever el criterio de autorizar solo un dosaje anual: deberían ser mínimo dos ante esta situación”, enfatizó.

Barán agregó que hay estudios en los que se determinó que la vitamina D es una gran fuente de defensas contra el coronavirus y ayuda para prevenirlo“Esto no quiere decir que ahora la gente salga corriendo a la calle a comprar Vitamina D en suplementos porque no hay que automedicarse, eso no”, advirtió.

“Lo que si hay que hacer es que cuando se termine la cuarentena, las personas vayan con sus médicos y les hagan un chequeo de la vitamina D a los pacientes, y que no solo piensen que esta vitamina les baja a mujeres menopáusicas”, aseguró la reumatóloga.

“No quiero que todo el mundo salga a comprar Vitamina D pero si nunca se hicieron un dosaje, correspondería que el médico les pida uno”, aclaró. Al mismo tiempo, aclaró nuevamente, que las personas no tienen que automedicarse porque no tiene sentido tener un valor alto de esta vitamina. "Previamente tiene que ser chequeado con un médico", agregó.

Para finalizar, Irene aclaró que ningún alimento produce esta vitamina, si no que el propio cuerpo es el que esta determinado a fabricarla. "No hay que confundir calcio con vitamina D. Hay alimentos que sí adicionaron la vitamina en su composición, como por ejemplo leches, mantecas, pero de dudosa efectividad en la producción de la vitamina”.