Carlos Alberto Ruíz es el propietario del carrito de comidas que fue destrozado por el conductor de un BMW el sábado pasado en inmediaciones del Liceo.  Tras chocar, el hombre intentó escapar, pero logró ser demorado en la Seccional Tercera.  En contacto con la prensa, Carlos había manifestado su bronca ya que su puesto laboral quedó totalmente destrozado tras el impacto. 

"Según los que vieron el accidente, esta gente habría comprado el auto, lo salieron a probar y pasó esto. Mi carrito quedó todo desarmado. La policía hizo el acta y el tema del seguro, pero todavía no me dijeron nada", señaló el damnificado.

Y agregó: "El hombre derribó un árbol y después mi carrito. Es lógico que ande fuerte porque es un BMW, pero según lo que vieron, ya arrancó muy fuerte desde el semáforo. Es una lastima que haya gente así en las calles". 

"En esta zona se ponen a picar y la policía y los inspectores hacen lo que pueden. Deberían poner cámaras para que quede todo registrado", dijo. Finalmente, indignado, Ruíz aseguró: "Me quitó mis dos días de trabajo. Adentro está todo desarmado. Ahora lo tengo que armarlo de nuevo y seguir trabajando". 

El dueño del carrito de comidas que fue destrozado por un BMW volvió a trabajar con un gazebo

Sin embargo, pese al desastre, el hombre y su esposa lograron volver a trabajar este sábado con un viejo gazebo que tenían guardado. 

"Agradezco a todos los que nos ayudaron. Les cuento que este hecho no nos tiró abajo, al contrario, tenemos más ganas de salir adelante", señalaron este sábado. Y destacaron: "Decidimos volver a nuestro inicio, el viejo gacebo y regresamos con todo". 

Ambos están en el Liceo de nuevo y ofrecen: Hamburguesas, choripanes, sandwiches, pizzas y pan casero. Mañana domingo estarán de 10:30 a 20 horas.

El dueño del carrito de comidas que fue destrozado por un BMW volvió a trabajar con un gazebo