Ruben Acosta se mudó a la zona del Cerro Radal junto a su esposa e hijo en junio pasado del corriente año, en busca de estar lejos de la inseguridad y con deseos de una mejor calidad de vida. Para ello, dejaron la ciudad de Trelew y compraron un terreno a metros del cerro cordillerano para comenzar a construir.

Uno de los focos del incendio, comenzó el jueves pasado en el cerro Currumahuida cerca de Lago Puelo y El Hoyo, y el que este martes, afortunadamente se encuentra circunscripto, se alojaba detrás de la casa en obra de la familia Acosta. Según describe el trelewense, en diálogo excluviso con ADNSUR, el fuego se inició en un zanjón, que si bien estaba retirado del lote, "se veían los pinos quemándose y por algún cambio de viento el fuego giró para el lado sur, en dirección a Currumahuida,", en ese momento les volvió el alma al cuerpo.

En momentos desesperantes, en donde el fuego parecía acercarse a la propiedad, Acosta comentó que "estuvieron con temor, más que nada por la familia, tirando agua de noche en el patio, volteando pinos para prevenir, en caso de que llegara el fuego, se incendie primero sobre el piso y no subiera". Si la situación se hubiese presentado para decidir una evacuación, Rubén reveló que habían optado por quedarse para intentar salvar su lugar, "mucha inversión, mucho sacrificio venirse de la ciudad disparando de la seguridad, buscar la tranquilidad, y nos tocó una experiencia nueva que uno va adquiriendo un poco de conocimiento, gracias a los bomberos, a defensa civil, que trabajaron muchísimo. Les tocó justo el día de las fiestas, trabajaron toda la noche", destacó.

"Por ahí la gente de la zona no lo nota mucho porque está más acostumbrada a todo esto, pero verlos a todos trabajando juntos, muchos voluntarios, es impresionante", valoró Acosta.  

El cerro Currumahuida divide el ejido de la zona de El Hoyo con Lago Puelo, sector en el que actualmente el foco ígneo está extinguido, así lo indicó el último parte del Servicio de Manejo del Fuego, que informó que "el fuego está circunscripto en su perímetro". Esto significa que, no hay fuego a la vista, sin embargo, se continua trabajando en la guardia de cenizas en aquellos lugares que se consideran "focos calientes" y podrían generar un nuevo incendio.

Las imágenes exclusivas que registró  ADNSUR, reflejan el lugar donde se inició el foco del incendio el jueves pasado, producto del cual se quemaron cerca de 90 hectáreas de bosque nativo, y actualmente el fuego está controlado. Es un lugar muy cerrado, con presencia de viviendas, y el tendido eléctrico se ubica entre los pinos de grandes alturas. Se estima que el inicio del fuego tuvo que ver con una caída de un poste de alumbrado eléctrico. 

Más de 130 dotaciones de bomberos, camionetas de defensa civil han ido armando picadas estratégicas para llegar a los lugares en donde están los principales focos y realizan guardia de cenizas.

Para el día miércoles se esperan fuertes vientos y altas temperaturas en la región, por tal motivo, los municipios de Lago Puelo y El Hoyo preven cortar la energía eléctrica a partir de las 10:30 hasta las 00 horas. Para este viernes, llegaría el alivio para los lugareños por la presencia de la lluvia. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!