Chubut sostiene un incremento de casos de coronavirus en las últimas semanas, en medio de la segunda ola de contagios, por lo que las clases presenciales en las zonas de alto riesgo se encuentran suspendidas y se dispusieron una serie de medidas para disminuir la circulación. Sin embargo, el decreto que las establece se vencerá el domingo y ya se analiza cómo seguirá la situación ante una curva en aumento.

"Nosotros esperábamos ya a esta altura, que han pasado dos semanas completas tras haber iniciado las medidas, tener un impacto mayor sobre todo en los casos graves. Pero sigue preocupando la cantidad de casos graves y de fallecidos", dijo este viernes el ministro de Salud del Chubut, Fabián Puratich, tras los reportes diarios que dan cuenta de un aumento sostenido de contagios de Covid19.

“Los alcances de los contagios está relacionado con las nuevas cepas que circulan por nuestra provincia. Lo que se decía y pasaba en la primera ola era que una persona hasta 10 contagiados, ahora una persona tiene capacidad de contagio de 30 personas”, manifestó en diálogo con Fm del Viento. Y agregó que "En la gran mayoría de las ciudades estamos en un 40 por ciento de positividad y eso es muy alto", resaltó.

Sobre la vigencia de las medidas restrictivas publicadas en el último DNU provincial y que vencen el domingo 6 de junio, el ministro adelantó que este fin de semana se reunirá con los intendentes de las distintas localidades para evaluar cómo se sigue. Pero aclaró que “hasta el domingo a las 24 están vigentes las actuales resoluciones”.

"Retroceder con las medidas es difícil. El viernes cierra la semana epidemiológica para el sábado realizar el análisis. Es una situación compleja”, sostuvo e indicó que se vienen manteniendo reuniones con distintos sectores ” tratando de no perjudicar a nadie. Algunos creen que es adrede, pero no es así".

Asimismo, el ministro confirmó que ya comenzaron las reuniones con autoridades de educación también para determinar si se vuelve o no a la presencialidad en las zonas de alto riesgo.

Finalmente, señaló que el objetivo de las medidas dispuestas tiene como fin frenar la circulación y por ende, evitar cuadros que se podrían agravar. No obstante, reconoció que se han detectado "contactos estrechos que no se aíslan, es una realidad”, y que pueden generar nuevas cadenas de contagio pese a las medidas que se disponen para frenarlos.