HONDURAS (ADNSUR) - Honduras registra hasta la fecha 4.703 fallecidos desde el comienzo de la pandemia en 2020. Entre ellos, 72 trabajadores de la salud murieron cuidando de pacientes  en la primera línea. 

Uno de ellos fue Pablo Enrique Ulloa Cáceres, residente en la comunidad de San Isidro, quien era médico y director de Clínicas Periféricas de Emergencia. Murió en agosto del 2020 tras contagiarse de coronavirus mientras trabajaba.

A 8 meses de su muerte, su hermano Daniel realizó un fuerte descargo tras ver el impresionante movimiento turístico durante Semana Santa y en plena pandemia por coronavirus.

"Espero se hayan tomado bonitas fotos en la playa y las guarden. Está fue la última foto en vida que vi de mi hermano médico que murió por cuidar de imbéciles como Uds.", escribió en su cuenta de Twitter.

Tweet de Daniel Enoch Ulloa

Hubo quienes acompañaron la reflexión del familiar del médico. "Mi más sentido pésame a usted y a su familia, estimado. Si bien hay imbéciles irresponsables, hablemos también los que nos cuidamos para que cosas como lo que le pasó a su hermano se eviten. Algunos sí ponemos el hombro. Un abrazo sentido, de un desconocido", recibió entre cientos de comentarios. 

Sin embargo, otros cuestionaron su mensaje:  "La gente tiene derecho a salir y enfermarse, los médicos públicos están en la obligación de atenderlos, o si no pueden, renunciar cuando quieran, yo siendo médico y viendo la situación del país hace tiempos hubiera renunciando", fue  uno de los comentarios que recibió.