CAPITAL FEDERAL - El dólar blue continúa la baja que se inició este martes luego de casi rozar los $ 200 el viernes pasado. Mientras que el lunes bajó de $ 195 a $ 190, este martes ya se vende en $ 181. El aumento de los controles le puso un freno. La semana pasada había tenido una escalada de 17 pesos.

Según apunta Clarín, el Gobierno salió enfriar el mercado a través de múltiples llamados, mayores controles e intervenciones directas. A esto se suma la expectativa por la emisión del bono atado al dólar, y la carta de Cristina Kirchner llamando a la unidad.

El lunes, los dólares alternativos arrancaron en alza y el Gobierno salió a bajarlos mediante la venta de bonos. Este martes, el contado con liqui, la operatoria que permite sacar divisas del país operando con bonos locales, también comenzó el día con una suba de más de 2%, pero luego se dio vuelta. Se desinfló 1,2%, para cotizar a $ 163. La semana pasada había llegado a tocar los $ 181 en un mercado chico, potenciado por la incertidumbre y con extrema volatilidad.

Lo mismo sucedió con el dólar MEP o Bolsa, la transacción para comprar divisas en el país. Arrancó en suba, pero cae 2%, a $ 154.

Con la baja del blue se redujo la brecha cambiaria. La semana pasada había tocado el 150% y ahora -con el blue a 185- cae a 136%. En los últimos días, la escalada de los dólares alternativos dejó al mercado sin precios y la parálisis empieza a extenderse en la economía. El dólar mayorista, que operan bancos y empresas, subió 4 centavos, a $ 78,30.

El minorista se mantuvo estable, en $ 83,88, un centavo por debajo del nivel del lunes. Con esto el dólar ahorro, con los impuestos y recargos incluidos, llega a $ 138,40.

Para revertir la incertidumbre, el ministro Martín Guzmán prepara este martes una emisión de bonos en pesos atados a la cotización del dólar oficial más una tasa de interés. Con esto busca bajar las expectativas de devaluación y a la vez ofrecer alternativas en pesos que atraigan a los inversores y le quiten presión al mercado cambiario.

Fuente: Clarín