Un nuevo informe elaborado por economistas de FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) sostiene que en los últimos cuatro años nuestra cena navideña cuesta 5 veces más cara de lo que costaba, por ejemplo, en las fiestas del año 2017. De este modo, el incremento de precios anual para estos productos supera el 100 por ciento. 

“Nos quedamos sin postre y la mesa dulce está ‘saladita’ –señala el informe-. Perdimos 59 brindis, 13 pan dulces, 47 turrones y 51 paquetes de garrapiñadas”, al comparar las cantidades de productos navideños que era posible comprar en diciembre de 2017 con 1.000 pesos en tu bolsillo y lo que puede adquirir hoy, con el mismo billetito. 

El costo de la mesa navideña aumentó cinco veces en sólo cuatro años

“La inflación sube la fiebre de nuestra Navidad. La misma cena navideña, en diciembre 2017 nos costaba 630 pesos y hoy nos sale 3.240 pesos –añade el trabajo-. La Navidad nos cuesta 5 veces lo que costaba”, advirtió Natalia Ariño, economista FADA. En el estudio se registró una cena con plato principal (asado, ensalada lechuga y tomate y gaseosa), postre (helado) y brindis con mesa dulce (sidra, pan dulce, turrón, garrapiñada y postre de maní)

FADA publicó durante la última semana su ya conocido “Changómetro”, esta vez Edición Navidad. “Uno de los datos que más nos llamó la atención es lo que pasó con el helado: en 2017 con $1.000 comprábamos 4 potes de 1 kilo y medio y hoy no nos alcanza ni para un solo pote de kilo. La inflación nos dejó sin postre”, destacó por su parte David Miazzo, Economista Jefe FADA.

Las sidras, el turrón y garrapiñadas… por las nubes

“Las fiestas son sinónimo de brindis y mesa dulce, si la preparamos con sidra, pan dulce, turrón, garrapiñada y postre de maní, en 2017 gastamos 190 pesos y este año nos va a costar 940, (teniendo en cuenta un solo producto por cada uno de los mencionados)”, adviertió Ariño.

“El pan dulce, símbolo de la navidad sube temperatura con la inflación: mientras que en 2017, con 1.000 pesos podíamos comprar 15 panes dulces (a 64 pesos), hoy solamente nos alcanza para 2 unidades (340 pesos promedio). Perdimos 13, en cuatro años”, agregó Miazzo.

“Uno de los momentos más esperados es el brindis, pero la inflación también le pega fuerte: en 2017 comprábamos 18 botellas de sidra por 56 pesos cada una. Hoy compramos 3 botellas”, a un precio que arranca en los 265 pesos promedio. “Son 15 sidras menos, que equivalen a 59 brindis que perdimos”, analizó Miazzo.

El costo de la mesa navideña aumentó cinco veces en sólo cuatro años

Comparando la mesa dulce, con 1.000 pesos, en diciembre de 2017 comprábamos 56 turrones de maní, a 17,60 pesos cada uno, pero hoy se pueden adquirir sólo 9, a 110 pesos. Son 47 turrones menos. Con la garrapiñada sucede algo similar: comprábamos 64 paquetes, a 15,50 pesos por unidad; hoy compramos 13, a 75 pesos cada una, por lo que perdimos 51 paquetes. En postres de maní comprábamos 26 (a 38 pesos) y ahora sólo 6 ( por 150 pesos cada uno), perdimos 20 en el camino”. 

 “Llevando el análisis a una cena general con plato, postre y brindis, en cuatro años, con un billete de 1.000 pesos nos perdimos de comprar: casi 7 kilos de asado (6 kilos y 700 grms.), 20 kg. de lechuga, 33 kg. de tomate, 16 gaseosas, 4 potes de helado, 13 pan dulces, 20 paquetes de postre de maní, 47 turrones, 51 paquetes de garrapiñadas y 15 sidras”, afirmó Ariño.

El “Chango” y la vestimenta

“El Changómetro muestra que la inflación no afecta solamente a algunos productos: suben los alimentos, los productos de limpieza, la nafta, la ropa, los servicios y así podríamos seguir”, explicó la misma economista.

El costo de la mesa navideña aumentó cinco veces en sólo cuatro años

“En relación a la ropa y el calzado, las mismas prendas que en 2017 salían 1.000 pesos, hoy nos cuestan 5.083, es decir 5 veces lo que costaban en ese momento”, añadió.

Pasa igual con una compra de súper, el mismo changuito, con los mismos productos que hace cuatro años costaba 1.000 pesos, hoy asciende a 4.856 pesos. 

Vale aclarar que el informe de FADA se elabora en base al Indice de Precios al Consumidor tomado en la provincia de Buenos Aires, por lo que en la región patagónica y en Comodoro Rivadavia, particularmente, muchos de los precios aquí mencionados tienen valores todavía más elevados, a raíz de los mayores precios que caracterizan a la urbe petrolera.

Los números del Changómetro

-Cena navideña: cena para familia de 4 integrantes, con plato principal, postre y mesa dulce, en 2017 nos costaba $630. Hoy nos cuesta $3.240. La misma cena, 5 veces el precio.

-Asado (kg.): con $1.000 en 2017 comprábamos 8 kilos ($130) Hoy compramos 1,3 kg. ($763). Perdimos casi 7 kilos de asado (6 kilos y 700 grms.),

-Lechuga (kg.): con $1.000 en 2017 comprábamos 26 kg. ($38). Hoy nos alcanza para 6 ($161). Perdimos 20 kg.

-Tomate (kg.): En diciembre 2017 comprábamos 40 kg. ($24,50) con $1.000, hoy compramos 7 ($139). Perdimos 33 kg.

-Gaseosa (1,5 lt.): En diciembre 2017 comprábamos 23 botellas ($43). Hoy compramos 7 ($140,50). Perdimos 16 gaseosas.

-Helado (pote 1,5 kg.): En 2017 comprábamos 4 potes ($205). Hoy 0 ($1.100). Perdimos los 4 potes.

-Pan dulce con frutas: (400 gr.): En diciembre 2017 comprábamos 15 pan dulces ($64). Hoy compramos 2 ($340). Perdimos 13 pan dulces en cuatro años.

-Postre de maní (150 gr.): En 2017 comprábamos 26 paquetes ($38). Hoy compramos 6 ($150) Compramos 20 paquetes menos.

-Turrón de maní crocante (80 gr.): En 2017 comprábamos 56 turrones ($17,60). Hoy compramos 9 ($110) Compramos 47 turrones menos.

-Garrapiñada (80 gr.): En 2017 comprábamos 64 paquetes ($15,50). Hoy compramos 13 ($75) Compramos 51 paquetes menos.

-Sidra (750 cc.): En 2017 comprábamos 18 botellas ($56). Hoy compramos 3 ($265) Compramos 15 sidras menos. En cuatro años perdimos 59 brindis.

-Alimentos y bebidas: lo que a fines de 2017 nos salió $1.000, hoy tenemos que gastar $4.856

-Ropa y Calzado: las mismas prendas nos cuestan 5 veces: lo que a fines de 2017 nos costó $1.000 hoy nos cuesta $5.083

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!