MÉXICO (ADNSUR)- El sistema de salud en México tendrá un arduo trabajo por la expansión del coronavirus en su territorio, sin dejar de lado la epidemia de sarampión que afecta a la población mexicana.

Sin embargo, según los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en 2019 más de 20 millones de mexicanos aseguraron haber tenido una mala experiencia al acudir a los servicios de salud. Incluso algunos declaran que ni siquiera tuvieron la oportunidad de acceder a alguna atención de este tipo, detalló Infobae.

La consejera académica del Coneval, Rosario Cárdenas, explicó que estas deficiencias en el sistema podrían tener un impacto negativo en la situación actual de COVID-19. “Si nosotros no logramos reducir la tasa de contagio, no habrá sistema que pueda responder eficientemente”, señaló.

El Coneval, además de medir la carencia de acceso a prestaciones médicas, también estudia, como otro factor diferente, la carencia del acceso a los servicios de seguridad social. Hasta 2018 había 71,659,273 mexicanos que manifestaron su inconformidad respecto a este tema.

Debido a este panorama, investigadores mexicanos y premios nacionales de ciencias lanzaron una serie de acciones de contención para proteger a la población durante la pandemia, mismas que calificaron de caracter urgente.

Entre las medidas escritas en un comunicado público se especifica la ampliación de pruebas para el Covid-19 realizadas a la población, la imposición de restricciones masivas en fronteras y aeropuertos, así como la suspensión de actividades masivas de cualquier naturaleza.