RAWSON (ADNSUR) - "Ante el anuncio del Gobernador de la Provincia del Chubut  de un Plan de desarrollo Productivo para la Provincia, teniendo como unos de sus pilares una política minera nueva y atractiva que permita el desarrollo de la actividad minera metalífera zonificada en la provincia del Chubut, el Consejo Federal de Mineria (COFEMIN), desea hacer llegar a las más altas autoridades del Poder Ejecuti vo y Legislativo de ese importante distrito minero argentino, el ferviente apoyo a lo que Chubut denomina acción para una NUEVA MINERIA , y el deseo de que a través de la misma, la actividad minera pueda aportar todo su potencial al desarrollo e incentivar la matriz productiva , sin dejar de tener en cuenta que Chubut es una de las provincias más ricas de la República Argentina en materia de recursos naturales no renovables", comienza el comunicado del Consejo Federal de Minería. 


"Cabe destacar que el nivel de desarrollo de una sociedad, en los países industrializados se mide por el uso que cada nación hace de los recursos mineros, propios o importados, y su valor económico en las diferentes etapas de utilización y procesamiento que lo relaciona indefectiblemente con la cantidad de mano de obra que genera y el nivel de industrialización y riqueza que impone y consecuentemente derrama hacia la sociedad en su conjunto. 

Es por definición absoluta, que las bases del crecimiento económico del mundo desarrollado , así como los medios para alcanzar adelantos en los estándares de vida en cualquier rincón del mundo, reposan y lo seguirán haciendo en los recursos minerales, simplemente porque el Planeta Tierra es una roca y de ella todos vivimos, no hay otro recurso más que el del propio cuerpo celeste que habitamos", expresa y agrega: "Tanto es así, que para atender la demanda mineral como medida, fue necesario calcular que cada persona en el mundo consume en promedio 8 Tns de sustancias minerales anualmente o lo que es lo mismo casi 22 Kgs/persona/día, donde los minerales para la construcción son ampliamente mayoritarios en su utilización con más de 11Kgs, completando la lista los minerales energéticos, metálicos y no metálicos, que hacen que la calidad de vida sea cada día mejor. Estos números también indican que los países desarrollados consumen de 254 a 522 Kgs por persona por día, y los subdesarrolJados como es el caso argentino arrojan cifras significativamente menores". 


"De este modo, y en base a experiencias reales en otras provincias del país, desde el COFEMIN podemos afirmar que:
"l. En ningún momento ha sido más importante para Chubut y Argentina como lo es actualmente, el reconocer la necesidad de sus minerales, así como de reconocer su influencia en el mejoramiento de la calidad de vida, su progreso y su destino".
"2.  La minería no se trata de una actividad de la cual la sociedad pueda prescindir, sin entrar en colapso."
"Este solo hecho habla por sí solo de la importancia del asunto"
"3.   Cualquier elevación de los actuales patrones de nivel de vida exigirá, a su vez, un mayor consumo de recursos minerales.
"4.   La  minería,  como  actividad  económica bien  gestionada  ha  demostrado  que juega  un  papel preponderante en la disminución de los niveles de pobreza.
"5.   Las cargas impositivas locales. regionales y nacionales hornadas por las empresas mineras y conexas, permiten siempre un desarrollo de la infraestructura energética, vial, sanitaria y educativa".
6.  "El efecto multiplicador de los salarios y de los gastos de las empresas mineras permiten un aumento sustancial en la actividad comercial"-
"7.   Todo Proyecto  Minero  en actividad deja en el país  por  lo menos  el 70% de lo producido , entre impuestos, salarios, proveedores,  infraestructura.etc."


"Se han enumerados algunos de los beneficios de esta actividad universal e histórica; no obstante, desde el Consejo Federal de Minería de la República Argentina debemos poner de manifiesto, al mismo tiempo, la conciencia que se tiene hoy de la limitación de los recursos naturales en el mundo, así como de diversos elementos que constituyen los ecosistemas que nos rodean. Esto nos obliga a ejercitar la capacidad inventiva y creativa para solucionar los problemas de demanda de materias primas en todo el mundo, en un claro equilibrio con la conservación de la naturaleza, permitiendo así salvaguardar el patri monio que representa el medio y los recursos naturales para las generaciones futuras", remarca el comunicado. 


"La tendencia mundial a la preservación y uso racional de los RECURSOS NATURALES, acredita el interés de los gobiernos a la gestión de políticas concretas que les permitan transferir de inmediato al sector productivo acciones para lograr una reactivación, integrando de esa manera el concepto de desarrollo sustentable minero con los intereses estatales . privados y de la comunidad. La seguridad jurídica, la incentivación productiva, la garantía ambiental y la facilitación estatal para Ja inversión genuina. son el músculo que transfiere la fuerza de los recursos naturales que son precisamente el "capital primario" más preciado del territorio de cada una de las provincias que integran la República Argentina".


De allí el cuidado y celo estatal y privado hacia la actividad minera que se practique a los efectos de
"RESGUARDAR , PRESERVAR, FISCALIZAR Y DESARROLLAR la producción de los recursos naturales mineros en beneficio de las generaciones actuales y futuras, aplicando como en todo el m undo moderno, el concepto de Minería Sustentable, pues en el siglo XXJ y en Argentina no hay otra manera de hacer minería. 


"Esta posición de amparo desplegada en el mundo sobre la actividad industrial en general y la minera en particular hacia el potencial impacto ambiental que podría provocarse, no debe ser una posición estática, sino que, por el contrario, deberá ser una actividad dinámica que exija mucha acción y conceptos claros, siempre teni.endo en cuenta lo esencial, EL SER HUMANO y su propio desarrollo, al solo efecto de procurar el bienestar general, en paz y armonía con el medio ambiente", cierra el comunicado del Cofemin, firmado por su presidente, MartíN Cerdá.