COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El Colegio Profesional de Ciencias Económicas del Chubut solicitó por nota al gobernador Arcioni que se habilite el funcionamiento de los estudios contables, bajo el fundamento de que las pymes de la provincia dependen en su casi totalidad del servicio que prestan estos profesionales, tanto en la liquidación de salarios como para el pago de impuestos.

“Lamentablemente la realización del trabajo desde los hogares resulta prácticamente imposible, debido a que no cuentan con los sistemas necesarios para ello en los equipos de su domicilio –aclara la nota-, o porque tienen que trabajar con documentación que se encuentra en los estudios contables y la que debe ser provista por nuestros clientes”.

En la presentación se recuerda además que “la actividad comercial de la pequeña y mediana empresa, las que son mayoría en nuestra provincia, depende casi exclusivamente del servicio de nuestros estudios contables, tanto sea para la liquidación de sueldos, cargas sociales como así también de los impuestos nacionales, provinciales o municipales, temas que no han sido suspendidos ni prorrogados en este aislamiento que estamos viviendo”.

A lo anterior se suma la actividad extraordinaria que requiere realizar, debido al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), dispuesta por el gobierno nacional, que requiere la carga de información por parte de las empresas que necesitan esa asistencia, en un período corto de tiempo.

“Es por todo ello y para evitar mayores perjuicios a nuestros clientes que podamos desarrollar nuestras tareas en nuestros estudios contables, con cierta restricción y de acuerdo a un protoclo que ponemos a su consideración”, señala el Colegio.

Entre otras medidas, propone una jornada laboral reducida de 4 horas para el personal, pudiendo hacerlo de modo rotativo, con uso de tapabocas y guantes descartables. Un detalle importante es que el personal de los estudios no se podría movilizar en transporte púbico, según la propuesta, por lo que de no contar con movilidad propia, los estudios serían responsables del traslado.

También propone no abrir la atención al público, sino hacerlo a través de redes sociales, con un horario restringido para la recepción de documentación. Además, se propone tomar medidas sobre la documentación recibida, con uso de desinfactante u otro medio recomendado, para evitar que se transforme en medio de contagio.

El documento lleva la firma de la presidente de la institución, contadora Pamela Moncá.