COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El viernes 17 de agosto, el Consejo Superior de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, reunido en Comodoro Rivadavia, manifestó su rechazo al proyecto de zonificación minera impulsado por intendentes de la meseta y por funcionarios nacionales y provinciales. Entre los argumentos que fundamentan esta decisión, está la crítica al proceso de elaboración del proyecto, "condicionada por presiones político y empresariales" que impiden un tratamiento abierto y democrático al tema.

En referencia a este pronunciamiento,  el Colegio Argentino de Ingenieros de Minas (CADIM), expresó su opinión a través de su presidente Dr. Ing. Marcelo Bellini: "En primer lugar, el proyecto de ley, presentado por los diputados Di Filippo y Bruscoli, es uno entre tres, y que presenta como alternativa la zonificación, en el marco de la Ley XVII N°68 (antes Ley N° 5001), referida a la industria minera y los criterios de sustentabilidad a fin de promover su desarrollo integral y armónico".

Asimismo, señaló que la afirmación que la “propuesta carece de proyección a largo plazo para la región de la Meseta, es falta de sustento, ya que la actividad minera proyectada tiene un horizonte mínimo de treinta (30) años de producción, pudiendo extenderse en el tiempo a partir del mismo proyecto Navidad o de otros yacimientos que pudieran descubrirse".

Bellini sostuvo que "la supuesta falta de respaldo de un análisis exhaustivo de los aspectos sociales, económicos, ambientales y político-legales implicados, también es carente de fundamento, pues, los Estudios de Impacto Ambiental, además de tener en cuenta esas variables, consideran aspectos técnicos vinculados con una explotación sustentable del recurso mineral".

"Por otra parte, el Consejo Superior comete un error al considerar como actividades no extractivas, a la agrícola y ganadera, actividades, que además, se pueden desarrollar simultáneamente con la minera, como lo demuestran numerosos ejemplos a nivel mundial", sostiene el comunicado.

El Colegio Argentino de Ingenieros de Minas le respondió a la UNPSJB

En ese mismo sentido, dijo que "afirmar que no se tiene en cuenta la cultura de los pobladores, su historia y sus expectativas es una afirmación falaz, pues, los pobladores, conforme lo demuestran las asambleas informativas, con amplia participación de toda la comunidad, que se llevan a cabo en las distintas localidades de la Meseta, ponen de manifiesto que una gran mayoría anhela el desarrollo de una actividad legal y lícita, que se realiza conforme estándares internacionales y que posee controles locales y regionales, y un marco normativo específico".

El presidente del Colegio de Ingenieros de Minas, manifestó que "considerar que el proyecto de zonificación no contempla un tratamiento realmente democrático, es otro error, ya que la Legislatura de Chubut ha previsto una serie de audiencias y debates, donde todo aquel que tenga interés legítimo, podrá exponer sus fundamentos, a favor o en contra. De la misma manera, consideramos una actitud poco democrática solicitar que no exista tratamiento legislativo de los proyectos presentados, pues, es anti democrático no permitir que se escuchen todas las voces y que los representantes del pueblo decidan, como expresa el comunicado, con el fin de promover un mejor futuro para todos los habitantes de la Meseta y de la provincia que, asumiendo la afirmación empleada por los miembros del Consejo Superior, son los verdaderos dueños de los recursos naturales”.

"Acordamos con la afirmación que, como universidad pública y nacional, la UNPSJB debe participar y colaborar en la organización de un estudio interdisciplinar para sistematizar y desarrollar alternativas productivas realmente sustentables, incluyendo entre ellas a la producción minera", señaló.

Por último, sostuvo que "nuestra institución, como lo viene haciendo desde hace 64 años, se pone a disposición de la comunidad universitaria, al igual que lo ha hecho con la comunidad de la Meseta, para esclarecer, con rigor científico y técnico, aquellos temas que puedan generar dudas o desconfianza con respecto a la actividad minera".