EL BOLSÓN - El fuego no para en El Bolsón y este sábado por la noche se vivieron horas dramáticas en la localidad rionegrina, ya que las llamas comenzaron a bajar por la ladera oeste del cerro Piltriquitrón.  Los brigadistas debieron dedicarse a proteger viviendas y personas durante la noche.

Pasadas las 21:30 hs. de este sábado, cuando los equipos operativos se encontraban evaluando las condiciones y organizando la continuidad del trabajo, las llamas, que se estima que ya consumieron más de 12000 hectáreas en el norte de El Bolsón, traspasaron el cordón del Cerro Piltriquitrón, según detalló EQS Notas. 

En medio de la desesperación, miembros de la comunidad mapuche Nahuelpán comenzaron a autoevacuarse cerca de la medianoche. Dos familias fueron trasladadas a la carpa sanitaria para control y luego serían alojadas en la capilla, informaron medios locales. 

Los coordinadores del Splif detallaron que "se destinaron todos los recursos al cuidado de viviendas y personas durante esta noche y la colaboración en la evacuación, de modo que el accionar previsto de todo el personal para este domingo se verá afectado por esta situación”. 

“Personal de El Bolsón y Bariloche comenzaron a hacer línea con herramientas por el perímetro del incendio, desde abajo y desde arriba. Un grupo de vecinos de la Rinconada Nahuelpán también trabajó en la zona acercando agua y realizando una faja de unos 20 metros de ancho de modo de frenar el potencial avance del fuego. Gracias al trabajo conjunto, se logro detener el avance y contener este sector”, detallaron en el informe diario.

Mientras tanto, sobrevolaron la zona alta del Cerro Piltriquitrón para evaluar el estado y se dispuso transportar a 39 brigadistas de la brigada del Sistema Nacional de Manejo del Fuego, Neuquén, Córdoba y Splif El Bolsón, que hicieron una faja con herramientas de 600 metros por tres de ancho.

“Un cambio repentino en la dirección del viento formó una columna convectiva (un movimiento ascendente rápido de aire caliente que arrastra chispas) que traspasó la línea formando un gran número de focos secundarios y quemando sin control”, informaron este sábado. 

Según detalló diario Río Negro este domingo, una vez más, los bomberos lograron detener el avance del fuego a las viviendas. Se esperaba la llegada de un camión cisterna de Villa Regina que cuenta con una bomba Rosenbauer para hacer un ataque directo al fuego a un kilómetro de distancia.

Alejandro Namor, jefe de Bomberos Voluntarios de El Bolsón, resaltó: “Logramos que no se quemara ninguna casa", aunque el fuego "estuvo muy cerca. Nos complicaron mucho los focos secundarios y los bomberos trataron que el fuego no se propagara a las viviendas de alrededor. Pero hay otras 30 casas más en toda la colonia”, resumió

POSIBLES EVACUACIONES

El municipio de El Bolsón, por su parte, detalló que  "no fue necesario activar el protocolo de evacuación que ya está planificado y organizado para ser puesto en funcionamiento de manera inmediata". Solo tres familias del sector decidieron, de forma preventiva, trasladarse a la casa de familiares.

En las primeras horas del domingo, volvió a cambiar la dirección del viento hacia el sur. Por eso, en este momento tres dotaciones permanecen en el lugar.

“Hace un rato, se levantó un foco secundario que avanzaba hacia la escuela. Con un ataque directo al fuego, con herramientas, lo pudieron contener y frenar. Así estamos continuamente”, dijo Namor, quien comentó que la escuela de Rinconada Nahuelpán “tiene una chancha de gas de 2.000 kilos. Hay unas 20 viviendas alrededor y tenemos el centro médico y las iglesias. El objetivo siempre fue que el fuego no bajara”.

Dijo que recién el sábado se logró contener el fuego sobre  la ladera este del cerro Piltriquitrón, aunque aclaró que “contenido no significa apagado ya que quedan muchos puntos calientes”.

“El problema es el calor y el viento que cambia todo el tiempo -explicó-. Además, cuesta mucho llevar el recurso de agua hasta arriba, hacia la cima de la montaña porque es una quebrada y está muy complicado con la vegetación”. 

Advirtió que siguen complicados los sectores 4, 5 y 6. “Anoche por el viento, el fuego avanzaba como de espaldas del Piltriquitrón, sobre los lengales que están en la cima. Tienen más de 300 años y miden hasta 30 metros de altura. Arden por dentro. Eso hace como un efecto chimenea que expulsa la brasa y el viento las lleva a distintos lugares donde caen en el pasto seco y hacen focos secundarios”, precisó con preocupación.