EL BOLSÓN - En Argentina existen más de un centenar de fiestas populares en las que se hacen concursos de belleza y elección de reinas, princesas y miss. En su mayoría, estos certámenes son impulsados por organismos nacionales, provinciales o municipales, con el fin de fomentar el turismo local o de promocionar la producción regional.

Pero desde hace algunos años, se están eliminando estos certámenes de belleza, considerando propicio reemplazar esas elecciones basadas prioritariamente en atributos físicos, por la distinción de otros atributos que promuevan el ejercicio de una ciudadanía responsable.

Tanto en Bariloche, como en Viedma, Dina Huapi, este año en General Roca o incluso en Mendoza en la tradicional Fiesta de la Vendimia, se han abolido estas elecciones. Sin ir más lejos, en Comodoro también se dejó de elegir reina. 

Y ante la inminencia de una nueva Fiesta Nacional del Lúpulo, el intendente de El Bolsón, dijo que en la edición número 46 que se realizará desde el 21 al 23 de febrero, tampoco habrá elección de una nueva soberana.

“Enviamos al Concejo Deliberante un proyecto para derogar toda normativa que esté relacionada con la cosificación de la mujer, como lo es la elección de la reina. De esta manera, este año en la 46 edición de la Fiesta Nacional del Lúpulo será la primera vez que no se realice la elección”, expuso Pogliano.

De esta manera, Julieta Burgos de 17 años, será recordada como la última reina nacional del Lúpulo, electa el año pasado, informó El Cordillerano. 

Cabe recordar que en Bariloche, el año pasado la Municipalidad decidió abolir la elección de la embajadora de la Nieve, por decisión del gobierno y fue la primera vez, luego de 49 ediciones, que no hubo ningún tipo de coronación.

Mientras tanto, en la Legislatura de Río Negro, continúa en tratamiento una propuesta de ley, que elimina en todo el territorio provincial estas prácticas, con el fin de garantizar que desde el Estado Provincial se promuevan valores que apunten a construir ciudadanía con perspectiva de género y a que el mismo no fomente o habilite la reproducción de los patrones socioculturales de la desigualdad y las violencias hacia las mujeres.

A través de esta iniciativa, se busca que “en las fiestas municipales, provinciales y nacionales organizadas con el apoyo del Estado provincial no se podrán realizar concursos de belleza o selección alguna cuyos requisitos para ser elegida o elegido estén fundados en parámetros físicos, estado civil, estado de embarazo, cantidad de hijos y/o hijas o topes máximos de edad”.

En su reemplazo, se deberán realizar reconocimientos a personas que en forma individual o colectiva se hubieran destacado en actividades de impacto social, cultural, deportivo, científico, artístico o comunitario en la región correspondiente, propuestos por la ciudadanía.