El Gobierno Nacional anunció ayer (martes) un aumento del 37 por ciento en los subsidios destinados a compensar las tarifas que abonan los usuarios del transporte público en las principales ciudades del interior del país que permitirá cubrir íntegramente los aumentos salariales y el aumento en el precio del combustible en lo que queda de este año.

SUBE Y TARIFA SOCIAL

En diálogo con La Opinión Austral el intendente Roberto Giubetich explicó que con el incremento de subsidio, “la Nación se hace cargo de toda la negociación paritaria de este año y de las subas de combustible que haya desde ahora y hasta fin de año”, en tanto que desde la Comuna “debemos asumir los cambios de costos que se hubieran producido hasta ahora”.

Por esa razón, terminada la reunión con el presidente Mauricio Macri, se concretó otra con funcionarios de Transporte para trabajar en firme sobre el esquema local, y avanzó con la empresa para cerrar “un precio del boleto que estará hasta fin de año en $ 10,90”, señaló el jefe comunal.

La compensación a la empresa vendrá de la mano del incremento del 37% del subsidio nacional y una suba del subsidio municipal “que financiaremos con el canon del Casino”, manifestó.

Advirtió que, como habrá que capacitar personal, esa apertura no será de forma inmediata “pero lo haremos lo más pronto posible”. Con los puestos de carga propios de SUBE en la ciudad “tendrá vigencia la tarifa social”, la que entendió planteará el mismo descuento que tiene en Buenos Aires sobre el boleto: 55% para los beneficiarios de este esquema, lo que dejaría el boleto en $ 6 pesos.

Antes de la conferencia de prensa, el presidente Mauricio Macri anticipó la novedad durante una reunión que mantuvo con treinta intendentes de ciudades con más de diez mil habitantes, de diversos puntos del país y de distintas fuerzas políticas, entre los que estuvo el jefe capitalino, Roberto Giubetich.

“Estamos trabajando con cada uno de los intendentes para mejorar la infraestructura. Estamos haciendo Metrobus en las ciudades de Rosario, Santa Fe, Córdoba, Neuquén, Corrientes. En otras localidades analizamos instalar carriles exclusivos”, les dijo el jefe del Estado.