COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una consulta, el entusiasmo por animarse y probar técnicas nuevas y el trabajo bien hecho fueron suficientes para que Natalia Medina comience a incursionar en el maquillaje artístico, disciplina en la que este martes ganó un concurso a nivel nacional.

Natalia hace 8 años llegó a Comodoro desde Rufino, un pequeño pueblo del sudoeste de Santa Fe. Por estos días vive en barrio Saavedra, a solo un kilómetro del lugar donde tiene el taller de arte “Pintar Quiero”.

A través del telefóno, tal como muchas imponen las entrevistas en estos tiempos de Covid -19, se la escucha contenta, satisfecha por haber ganado el concurso organizado por el grupo Argentina Maquilladoras Artísticas, que nuclea a referentes de este arte.

“Hace rato vengo participando de las actividades que realiza el grupo y ví la convocatoria y  dije me inscribo, pero jamás pensé que iba a obtener el primer lugar”, admite.

Su hija Sara fue modelo para este concurso en el que participó con la temática Halloween Fantasía.
Su hija Sara fue modelo para este concurso en el que participó con la temática Halloween Fantasía.

Natalia cuenta que hace 6 años comenzó a incursionar en esta técnica que permite transformar un rostro. Una invitación de la escuela donde hizo la primaria fue la entrada a un mundo nuevo, casi de fantasía. 

“Toda mi vida hice arte, estudié Bellas Artes en Rosario y de casualidad en Rufino, unas maestras de la escuela primaria donde yo había ido, me consultaron si podía pintar unas caritas. Les dije que sí, porque en lo que respecta al arte siempre me gusta probar nuevas técnicas y fue un camino de ida, nunca más dejé de hacer maquillaje artístico y perfeccionarme”, contó a ADNSUR.

Natalia admite que Rufino fue la puerta de entrada a este mundo, pero Comodoro el lugar donde comenzó a capacitarse y meterse de lleno en esta trama de dibujos, colores y pinturas. En esta ciudad comenzó a trabajar en eventos, dar talleres, y trabajar para la Secretaría de Cultura de Comodoro con clases de Arte para niños y Mandalas para adultos. En 2019 abrió su propio taller, y la actividad venía a full hasta que se detuvo por la pandemia.

Lo único positivo es que el párate activó el trabajo conjunto en el maquillaje artístico, entre capacitaciones y entrevistas. El Zoom, como pasó en muchas profesiones, se volvió un aliado, al igual que las transmisiones online. El grupo Argentina Maquilladoras Artísticas activó por ese lado y así Natalia comenzó a conocerlas. Por eso cuando vio la convocatoria no dudó y se anotó. 

Natalia Medina

El último jueves se llevó a cabo el concurso y Natalia durante más de 3 horas pintó en vivo a Sara, su hija de 13 años, quien la acompaña en esta pasión por el maquillaje artístico.

“Durante todo el día tuvimos que ir haciendo un vivo sobre el proceso del maquillaje ambas categorías, fantasía y caracterización. Yo subí el vivo y tuve un acompañamiento bárbaro, de gente de Rufino, de Comodoro y anoche dieron los resultados y obtuve el primer lugar. Cuando vi la convocatoria dije me anotó, pero jamás pensé que iba a obtener el primer lugar. La temática era Halloween y elegí hacer un Face Painting, tocado la cara y el pecho. Fue algo muy colorido, muy armónico, el tocado lo armé yo, también estuve unos días armando el diseño que tenía un poco de todo. Era como un paisaje de Halloween en el pecho: había castillos, fantasmas, cuervos, ilustraciones referidas a Halloween y en la cara le hice una calaverita tipo de azúcar, en la frente una calabaza y unas alas que era como ojos de otoño, y el tocado era una galera de acetato con técnica de falso vitro”.

En la noche del martes, las organizadoras del concurso dieron a conocer los ganadores y Natalia obtuvo el primer puesto en la categoría fantasía, un premio merecido por tanto esfuerzo. Ahora solo espera que pronto se reinicien las actividades, así vuelve a pintar en eventos, transformando rostros con la magía de la pintura y el arte.

El arte de transformar con maquillaje: vive en Comodoro y ganó un concurso nacional de Make Up Artístico