BUENOS AIRES (ADNSUR) -  El reconocido actor Oscar Martínez participó del programa La Trama del Poder, y al analizar la conyutura política se refirió al banderazo federal realizado ayer en distintos puntos del país, en reclamo de "libertad y Justicia" y en el Día de la Independencia. 

"El humor social está muy mal en la Argentina y hay razones de sobra para que así sea. Hoy me sorprendió la marcha multitudianaria que hubo a lo largo y ancho del país, sobre todo porque no fue convocada por un partido político o por los medios, tan demonizados últimamente como los causantes de todos los males", observó Martínez. Y, continuó: "Me parece que la gente salió a expresar su descontento y salió a reclamar que las cosas funcionen como deben hacerlo".

Martínez destacó que el humor social mejoraría "si se viera que hay Justicia". Y, al respecto, agregó: "Cuando a la gente se le piden sacrificios y ve que sale en libertad Lázaro Báez, ¿cómo no se va a indignar?"

"El problema no es que salga en libertad, porque la democracia se lo permite, sino que estuvo cuatro años y medio detenido y no tiene una sentencia. Y no la tiene tampoco como para poder dejarlo en libertad. Es difícil, entonces, pedirle a la gente que esté feliz como en Noruega viviendo en un país con tan baja calidad institucional", comparó.

Por otro lado, al ser consultado por el homicidio del exsecretario de Cristina Fernández de Kirchner, Fabián Gutiérrez, Martínez consideró que, si bien por lo conocido hasta el momento se estima que los posibles móviles responderían a cuestiones económicas, "las especulaciones de orden político eran inevitables".

"Porque todos sabemos que este hombre involucró a la expresidenta en cuestiones muy delicadas y que contó cosas muy importantes para la causa de los cuadernos. Y también se conocía que había amasado una fortuna arrancando como cadete, al igual que Daniel Muñoz", explicó en la entrevista brindada a LN+.

Martínez también opinó en cuanto a eventuales presiones a la prensa y señaló que no cree que en el periodismo no existan bajezas de todo tipo, "al igual que en todas las profesiones". Pero agregó: "El derecho a preservar las fuentes también está consagrado en la constitución y al demonizar y judicializar a periodistas, para mí hay un claro intento de amordazar y sentar el miedo para acallar voces".

El actor Oscar Martínez criticó la liberación de Lázaro Báez: "¿Cómo no se va a indignar la gente?", dijo tras el banderazo