Además de servir como reconocimiento a todos los locutores, esta fecha también se presenta como la oportunidad para recordar la fundación de la Sociedad Argentina de Locutores (SAL), creada el 3 de julio de 1943 y por la que, siete años más tarde, un Congreso Nacional de Locutores tomó ese día para celebrar a una de las profesiones más destacadas en los medios de comunicación del país.

La locución en Argentina comenzó hace poco más de 100 años con el surgimiento de la radiofonía y tanto en ese medio como en televisión consiguió consolidar nombres que son verdaderos íconos, como Héctor Larrea, Betty Elizalde, Cacho Fontana y Juan Alberto Badía a nivel nacional.

En Comodoro y la región son varias las voces que acompañaron jornadas enteras de muchas generaciones y quedaron marcadas en la memoria. Uno de estos emblemáticos locutores fue Carlos Omar "Oso" Bareilles, que falleció el pasado 11 de junio.

La locución es una profesión versátil que se adapta a los nuevos formatos en materia de medios de comunicación, y no sólo quedan restringidos al ámbito de la radio o la televisión. La aparición de medios de comunicación con el surgimiento de las nuevas tecnologías da continuamente prueba de ello.

Con información de La Nación