COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El 1º de mayo se conmemora el Día Internacional del Trabajador en homenaje a los "Mártires de Chicago", un grupo de sindicalistas anarquistas que fueron ejecutados en 1886 por realizar un reclamo laboral en Estados Unidos. 

En ese entonces, la jornada de trabajo se extendía hasta 16 horas, y ellos, entre otros pedidos, solicitaron que se limite a 8 horas. 

Ante la presión de los paros el presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó una ley que redujo la jornada laboral. Sin embargo, el sector empresarial no acató la medida y los trabajadores de Chicago iniciaron una huelga, que se extendió a otras ciudades con 400.000 obreros de paro en 5.000 huelgas simultáneas. 

Pero todo empeoró el 1° de Mayo cuando la policía disparó contra los manifestantes en las puertas de la fábrica McCormik. Los días siguientes no fueron mejores y murieron más trabajadores, hasta que el cuarto día estalló una bomba contra las fuerzas policiales en un suceso conocido como "el atentado de Haymarket". 

Por el conflicto fueron acusados 31 obreros, pero solo 8 condenados: dos a cadena perpetua, uno a 15 años de trabajos forzados y 5 a la muerte en la horca. Desde entonces se los conoce como “Los mártires de Chicago”.
 

El 1° de Mayo en el mundo y el origen del sindicalismo en el antiguo Comodoro

EL SINDICALISMO DESDE LOS PRIMEROS AÑOS

Comodoro también tiene su historia de anarquismo y sindicalismo, movimientos que marcaron los primeros antecedentes de los derechos de los trabajadores, hoy vulnerados en muchos sectores. 

La primera organización que se creó fue la Sociedad de Jefes de Sondeo y Aspirantes. Fue el 17 de noviembre de 1917 y estuvo integrada principalmente por obreros alemanes y austriacos.

Solo tres días después se creó la Federación Obrera Petrolífera (FOP), la entidad gremial más importante que tuvo la ciudad en estos primeros años.

Cuenta el libro "Crónicas del Centenario" que la organización surgió en medio de un conflicto por las duras condiciones laborales en el sector petrolero.

En un principio nucleó a los obreros de los kilómetros 3, 5, 8 y 20, donde operaban YPF, la compañía Ferrocarrilera de Petroleo y Astra. Su objetivo era mejorar los salarios, pero también “las condiciones morales e intelectuales de los trabajadores”. 

Al principio ambas entidades mantienen lazos estrechos. Sin embargo, luego la Sociedad se negó a vincularse con la Federación Obrera de la República Argentina, a la cual estaba ligada la FOP y comenzó a generarse tensión entre las organizaciones.

Ese fue el primer paso sindical de la creciente Comodoro Rivadavia. Luego vino la creación de la Sociedad de Oficios Varios en la década del 20 y el impulso a la fundación de otras organizaciones a lo largo de esos diez años: la Unión Obrera de Comodoro Rivadavia, la Federación de Troperos y la Sociedad de Mozos y Cocineros.

Sin embargo, la entidad que tuvo el gran protagonismo en la época fue la FOP, que muchas veces contaba con el apoyo de la la Federación Obrera Ferroviaria, otro gremio fuerte de la década del 20. 

El 1° de Mayo en el mundo y el origen del sindicalismo en el antiguo Comodoro

LA PRIMERA RESPUESTA DEL EMPRESARIADO

Las crónicas periodísticas de la época recuerdan el 1° de Mayo con actos multitudinarios y multiplicidad de idiomas. Muchas banderas rojinegras de migrantes europeos que manifestaban “así su ideología contra el capital y la opresión obrera”.

En paralelo, el incipiente empresariado tomaba ya sus recaudos. En el pequeño Comodoro de 1919 se creó la Liga Patriótica Argentina, una entidad de clase media y alta que quería luchar contra “los revolucionarios”.

El gerente del Banco Nación era uno de sus integrantes, pero también Felipe Fliess, el administrador del yacimiento, quien obligaba a sus capataces a afiliarse.

Por ese entonces la grieta se sentía en la ciudad. Había comerciantes que apoyaban a los trabajadores e incluso los proveían de alimentos, y otros que le daban la espalda. 

Los trabajadores no dudaban en demostrar su descontento ante estas situaciones, tal como sucedió en 1918 cuando los huelguistas organizaron un boicot contra comerciante Venter en reclamo a su falta de apoyo.

El 1° de Mayo en el mundo y el origen del sindicalismo en el antiguo Comodoro

ENTRE LA INMIGRACIÓN Y EL NACIONALISMO 

Con la creación de YPF, en 1922, la conducción militar de entonces vio una amenaza en los migrantes europeos revolucionarios y comenzó apostar a la llegada de migrantes norteños. 

Ese proceso se acentuó a partir de las década del 30. El objetivo era tener mayor control.

La compañía estatal, que fue símbolo de la ciudad, apelaba a la contratación de pobladores catamarqueños y riojanos, que fueron afiliados a la Liga Patriótica. 

El objetivo estaba claro y la empresa implementó además el sistema de inspectores. Se los recuerda como apuntadores por el rol de vigilancia que cumplian. Cuenta la historia, que en ese entonces muchos coimeaban a los inspectores para no ser delatados. Es que al parecer hay cosas que el tiempo no cambia.

Mientras este proceso avanzaba el sindicalismo atravesaba sus primeras fracturas. El mismo libro cuenta que la asunción del General Enrique Mosconi, en 1922, fue un duro golpe para el sector gremial ya que prácticamente disolvió la FOP, restando convocatoria a sus reclamos. 

Para ese entonces muchos trabajadores europeos ya habían sido desplazados y tal como dice un archivo de YPF, citado por la historiadora Susana Torres, “los líderes obreros desean reactivar su Federación, aunque encuentran la desconfianza de muchos obreros, entre quienes tenemos muchos elementos criollos, quienes no se van a prestar al idealismo de los líderes”.

Pero todo cambió en 1924 cuando la FOP resurgió ante un conflicto por la Ley de jubilaciones. Los obreros europeos se opusieron al descuento, argumentando que solo venían al país por dos o tres años.

El descontento se hizo sentir en todo el país y luego de una huelga general el gobierno dio marcha atrás con la medida.

Sin embargo, ese fue uno de sus últimos resurgimientos, ya que en 1927 una huelga en adhesión a la ejecución de dos obreros estadounidenses fracasó, mostrando la debilidad en que estaba sumergida la organización.

La explicación que se dejó entrever a lo sucedido, en ese entonces, es que el 43% de los obreros de YPF ya eran argentinos. Mientras que los nuevos inmigrantes europeos se habían volcado al comunismo, una etapa había terminado.