RAWSON (ADNSUR) - En medio de la segunda ola de coronavirus que afecta a todo el país, el protocolo patagónico quedó conformado por las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut y Tierra del Fuego, cuyos gobernadores mantuvieron el miércoles un encuentro virtual al que adhirió Santa Cruz, aunque la gobernadora Alicia Kirchner no participó de la reunión virtual por "cuestiones de agenda".

El ministro de Salud de Chubut, Fabián Puratich puso como un ejemplo práctico de la unificación de criterios "el pedido de certificados de PCR que se venía aplicando de manera separada".

En el encuentro entre los gobernadores se definió, entre otros puntos, reforzar los controles en aeropuertos, medidas para los transportes de carga y acciones conjuntas de las administraciones provinciales del sur del país.  "Tenemos problemas en común y medidas que acá, por los fríos, no se podrán poner en práctica como que transiten los colectivos con los vidrios bajos", destacó.

En cuanto a las camas de internación en Chubut, el ministro de salud sostuvo a Télam que "tenemos disponibilidad de camas porque la ocupación llegó al 75%, es decir que contamos con unidades para dar respuesta pero la nuestra, es una provincia tan variada en su geografía que la situación es distinta según la comarca".

"Por ejemplo en Esquel llegamos a la ocupación plena de camas de terapia intensiva, pero ahí se explica en que es hospital cabecera y recibe a toda la comarca de la cordillera donde hay varias localidades que derivan".


Y citó casos puntuales donde "se dispararon los casos", como la localidad de Río Pico y Cushamen, que obligaron a las autoridades a tomar medidas de restricción ambulatoria.

"En el caso de Cushamen se confirmó que un pastor evangélico que había viajado desde Bariloche con Covid-19 terminó contagiando a los asistentes y eso provocó una disparada de casos, por eso recomendamos que se eviten los eventos sociales porque esa es la vía de irradiación" aseguró.

En general Chubut tiene una "meseta descendente" de contagios y explicó que "durante en la última semana se habían registrado 1.247 casos, cuando en la anterior se reportaron más de 2.000, lo cual muestra que el número de casos es alto pero tiende a la baja".