COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La crisis económica que el país por la pandemia de coronavirus sigue teniendo su  fuerte impacto en los comercios de Comodoro Rivadavia, donde ya al menos se vieron obligados a cerrar 110 locales.

El sector gastronómico es uno de los más perjudicados por la cuarentena, ya que sólo pudieron abrir sus puertas con atención al público durante pocos días, debido al brote de casos de Covid-19 que se registran en la ciudad, y que llevó a retroceder  a la Fase  2 de la cuarentena, permitiéndoles únicamente la venta de a través de delivery.

ADNSUR pudo confirmar que dos restaurantes históricos de la ciudad deberán cerrar sus puertas. Se trata de Cayo Coco del Mar y Puerto Cangrejo, ambos instalados en la zona costanera de Comodoro.

"Tome la decisión de cerrar debido a la pandemia que atravesamos. La situación es insostenible. Todos estamos muy dolidos con esto”, dijo el dueño de Cayo Coco del Mar en diálogo con El Comodorense.

La decisión del cierre de los locales se debe al elevado costo de los alquileres, y por supuesto, a la baja en las ventas que se  viene registrando desde marzo, con el inicio de pandemia, lo que les imposibilita afrontar todos los gastos. 

Días atrás, Guillermo Ceriani, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Producción  de Comodoro Rivadavia, había advertido que “el sector no resiste un día más cerrado, ya tenemos algunos rubros que están muy sacrificados como la hotelería y gastronomía, junto con gimnasios”, dijo.

Además, remarcó que "todos los comercios que están en situación un poco normal están al límite y más de 30 días no pueden llegar a sobrevivir, si no te dejan abrir no tenes como responder a las responsabilidades”.

A través de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica (AEHGPC), dueños de los restaurantes y cafés de Comodoro presentaron una nota al intendente Juan Pablo Luque y al Ente Comodoro Turismo, para poder volver a trabajar a puertas abiertas, como el resto del sector comercial. Aseguran que fue una medida "desalentadora" el nuevo cierre del sector, luego del esfuerzo de los empresarios de haber vuelto a poner en marcha sus establecimientos tan solo dos semanas atrás.  "Se trabajó mucho en la elaboración de un protocolo y sólo pudimos abrir dos semanas", se lamentaron desde el sector.