CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El objetivo de la reunión fue analizar medidas que puedan ponerse en práctica en los próximos meses, tanto para atender las necesidades económicas de las familias, que durante esta semana habían reclamado una rebaja en las cuotas, como para afrontar los gastos y las responsabilidades que tienen los colegios, como la continuidad de la enseñanza y el pago de los salarios.

El encuentro duró casi una hora y media, y se resolvió, entre otras cuestiones, que no habrá una rebaja generalizada en las cuotas de los colegios privados de todo el país. Sí se analizaron otros beneficios para paliar la situación actual, como evitar los intereses para las familias que paguen con retraso; el descuento en los aranceles de algunos servicios directos, como pueden ser los comedores escolares; la reprogramación de pagos para los que adeuden aranceles y el fortalecimiento de becas.

"En la reunión primó una mirada común y colectiva de solidaridad que nos compromete como sociedad a garantizar el derecho a la educación. Entendemos la difícil situación que atraviesan las economías familiares en momentos de aislamiento obligatorio. Pero también es importante comprender la necesidad de mantener las fuentes de trabajo y el pago de los salarios del personal docente y no docente", señaló Trotta luego del encuentro. 

Fue, según algunos de los dirigentes que participaron de la videoconferencia, una jornada "constructiva" . Entre otros puntos, se mencionó el compromiso de las escuelas para abordar la realidad particular de cada familia, y se analizaron algunas medidas que podrán ser abordadas en conjunto, tales como el congelamiento de aranceles, la eliminación de los intereses por demoras en los pagos, la suspensión de facturación de servicios accesorios o complementarios interrumpidos, como el comedor, y la posibilidad de fortalecer el sistema de becas. La lista de medidas y beneficios, según afirmaron las distintas partes, se oficializará en los próximos días, con el acuerdo previo de todos y teniendo en cuenta la situación de cada una de las 24 jurisdicciones.

"Fue una reunión constructiva, tratando de dimensionar el impacto que estas medidas han provocado tanto en la escuela como en la comunidad, con la idea de buscar un equilibrio entre todos. Hay que tener en cuenta que los colegios son una economía de escala, y muchos han perdido alumnos del nivel inicial durante estas semanas, además de haber caído la recaudación en un 50 por ciento solamente durante marzo. Suponemos que en abril la situación puede ser peor", reconoció Rodolfo De Vincenzi, vicepresidente de la Confederación de Asociaciones de Institutos Educativos Privados (Caiep).

Tal como detalla diario La Nación, también participaron del encuentro virtual Norberto Baloira, de la Junta coordinadora de Asociaciones de la Enseñanza Privada de la República Argentina (Coordiep); José Álvarez, del Consejo Superior de Educación Católica (Consudec); Martín Zuritta, de la Asociación de Colegios Privados de la Provincia de Buenos Aires (Aiepba/Junep) y Laura Goldberg, subsecretaria de Acciones para la Defensa del Consumidor. También participó el jefe de Gabinete, Matías Novoa Haidar.

Desde Aiepba, que reúne a más de 2800 escuelas en todo el conurbano bonaerense, Martín Zuritta, agregó: "La intención fue transmitir tranquilidad a todos los sectores, y se hizo hincapié en dos conceptos: solidaridad y responsabilidad. Las escuelas son las que mejor conocen cuál es la situación de cada familia, y se espera que con quienes tienen dificultades podamos ser solidarios. Pero también los colegios deben asegurar las fuentes de trabajo de todos sus empleados, afrontar el pago de los servicios. Hay una cadena de pagos que no se puede cortar, y en ese sentido se habló también de la responsabilidad que deben asumir las familias".

Trotta destacó durante la reunión el rol de los docentes que sostienen el vínculo y la continuidad educativa de los alumnos mediante distintas modalidades, como mail, plataformas o videoconferencias, y concluyó: "Debemos garantizar el derecho a la educación entendiendo la realidad de cada una de las 24 jurisdicciones. Contamos con la sensibilidad y responsabilidad de las instituciones educativas de gestión privada, entendiendo que a partir de la solidaridad y el esfuerzo compartido podremos transitar esta emergencia".