BUENOS AIRES (ADNSUR)- Este martes, el FMI difundió su actualización de proyecciones económicas mundiales, donde estima que el impacto del coronavirus en la economía argentina será tal que este año el PBI caerá un 5,7%. Además, el organismo calculó que el Producto Bruto global retrocederá un 3% y que será la recesión más grande desde la Gran Depresión de 1929.

De acuerdo al relevamiento realizado por los economistas del Fondo, tras un retroceso de la economía en 2019 de 2,2%, este año la actividad volverá a mostrar una retracción de 5,7% del PBI, ahora consecuencia de la cuarentena. Además, proyectó que la desocupación aumentará hasta casi 11%. Otras variables medidas para la mayoría de los países, como inflación, los niveles de endeudamiento y el déficit externo no fueron calculados para la Argentina, detalló TN.

Según explicaron fuentes del FMI, "por motivo de las negociaciones de la deuda en curso con los acreedores privados, se excluyen las proyecciones fiscales, de deuda, servicio de deuda (interna o externa) y de inflación. Una vez concluido el proceso, se espera reanudar la publicación de dichas variables".

En términos globales, el Fondo Monetario estimó que todas las economías avanzadas terminarán el año en recesión. Estados Unidos, por ejemplo, pasó de tener una perspectiva de crecimiento de 2% a una de caída de 5,9%. China, considerada una economía emergente y país en que se originó la pandemia, terminaría con un crecimiento moderado de 1,2%.

La Unión Europea, por su parte, tendría una contracción económica de 7,5%. Principalmente, se destaca el derrumbe de las economías de los dos países más afectados por el coronavirus. Italia tendría entonces una caída del PBI de 9,1% y España de 8%.

En América Latina, en tanto, el desplome más pronunciado lo tendría México (6,6%), seguido por Argentina (5,7%) y Brasil (5,3%). En términos generales el Producto Bruto de la región retrocedería 5,2%.