COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una de las voceras del sector de Transportistas Escolares, Elizabeth Ingram, manifestó su preocupación ante la falta de trabajo desde 2019. Aseguró que ahora muchos hacen delibery, pero es sólo una manera de subsistir. Piden a los concejales una prórroga en la eximición del pago de patentes e ingresos brutos.  

"Tenemos un capital que tanto sacrificio nos costó (por las combis) y no tenemos ningún tipo de trabajo", manifestó Elizabeth Ingram. Dijo que "muchos se tuvieron que reinventar y salieron a vender productos o a hacer delibery" pero "es una actividad que viene castigada desde el año pasado debido a los paros docentes por la falta de pago". 

Además cuestionó: "Tampoco contamos con alguna asistencia a nivel nacional. Al tener un vehículo a cargo, no tenemos ayuda económica. Muchos colegas incluso siguen pagando sus los vehículos pero no se pueden poner en préstamo porque no tienen trabajo". 

En contacto con La Petrolera comentó que "el Municipio nos dio una oblea para poder transitar como delibery y nos dio la posibilidad de trasladar a sus casas a personas que llegan de diferentes vuelos. Pero esto sucede cada 15 o 20 días o cuando abren la entrada de personas a Comodoro". 

La señora informó que actualmente Comodoro "cuenta con 130 combis escolares, de las cuales muchas ya se han vendido", y aclaró que "esto es una problemática a nivel nacional". 

En otro orden sostuvo que "hace unos días mantuvimos una reunión con los concejales del Frente de Todos y le planteamos una prórroga de la eximición del pago de patentes, al menos hasta que comienzan las clases presenciales".

Ingram detalló que el pago de una patente está entre 2.500 y 3.000 pesos. “Hay mucha gente que está pagando la camioneta. La situación nuestra es crítica y estamos esperando que nos contesten los concejales”, subrayó.

"En abril nos eximieron de pagar la patente e ingresos brutos pero duró hasta junio. En julio presentamos un protocolo pensando en que íbamos a volver a trabajar, pero no pasó eso".