RÍO GALLEGOS - Para combatir al coronavirus se están desarrollando, en tiempo récord, distintos métodos experimentales en todo el mundo. El más conocido al momento es el uso terapéutico del plasma convaleciente de pacientes recuperados.

En Santa Cruz también se está trabajando en ese sentido. Previo al brote que sacudió a Río Gallegos y alcanzó a varias localidades, el Ministerio de Salud había adquirido el equipamiento necesario para la extracción de plasma de los que vencieron al virus.

Las máquinas de aféresis se distribuyeron entre el Hospital Regional de Río Gallegos y el Hospital Zonal de Caleta Olivia. Es así que este martes se realizó la primera extracción de plasma de pacientes recuperados de coronavirus, significando un importante avance en cuanto a la lucha contra la pandemia y el COVID.

Cada dosis sirve para un paciente de unos 70 kilos. Superado ese peso, requiere otra dosis extra. Con este procedimiento, Santa Cruz se posiciona y avanza para mitigar los efectos del virus, que hoy ya acumula 18 fallecidos en la provincia.

Al respecto, el responsable del Centro Regional Hemoterapia de Río Gallegos, José Gutiérrez, señaló que dos recuperados de coronavirus ya donaron plasma y la provincia ya cuenta con las primeras seis dosis, que aplicarán a pacientes internados. Al momento, el registro que tienen desde el Centro de Hemoterapia es de 50 personas que estarían aptas para donar.

“Se llamó a 15 personas para tomar muestras, de ese grupo son entre cinco y seis que son probablemente donantes, de los cuales obtuvimos 2 por aféresis. Creemos que volveremos a extraer a estos donantes”, adelantó en contacto con La Opinión Austral.  En el transcurso de esta semana citarán a otras cuatro personas más. 

Agregó también que en El Calafate también hay cinco potenciales donantes. Y expresó que está todo listo para que esos hemocomponentes se utilicen en pacientes con coronavirus. Un análisis clínico define si la persona está apta para recibir el plasma.

“Hemos observado que los mejores resultados se dan en personas que tienen síntomas leves o moderados, y que cursan entre el cuarto y séptimo día de su enfermedad”, explicó.

Estiman que la mitad de los recuperados tiene los anticuerpos necesarios para donar
Al tratarse de un estudio experimental, todavía se está evaluando científicamente su potencial para el tratamiento del virus.

Por otro lado, no todos los pacientes recuperados pueden donar plasma. Según comentó el responsable de Hemoterapia, es necesario que tengan “la cantidad suficiente de anticuerpos en sangre para el uso terapéutico”. Aproximadamente la mitad de los pacientes recuperados no cumple con el requisito.

Por último, Gutiérrez celebró este gran avance y describió que fue un momento “muy emocionante” por todo el trabajo realizado desde los equipos de Salud.