NEUQUÉN - Dos oficiales patrullaban por el barrio La Sirena cuando se cruzaron a una mujer con un bebé en brazos pidiendo ayuda. Frenaron, la contuvieron y practicaron primeros auxilios al pequeño que no respiraba. Cuando las ambulancias llegaron el pequeño ya había recuperado la respiración, y se encontraba fuera de peligro.

Ocurrió este miércoles cerca de las 14 hs, cuando los cabos Daniel Bellani y Julio Aviles patrullaban el barrio a bordo de un móvil policia. En ese momento, apareció corriendo una mujer desesperada con un bebé a upa y un hombre detrás de ambos.

Según resña La Mañana, se trataba de Carla y Fernando, los padres de Salvador, de 25 días, quienes hicieron saber a los policías que el bebé había estado tomando el pecho y que se había ahogado.

"¡No respira. No respira!" gritaba la mujer desesperada. Los policías Bellani y Aviles pidieron rápidamente una la ambulancia y le practicaron al bebé RCP para lograr reanimarlo. Luego de unos segundos con compresiones abdominales el bebé logró volver a respirar.

A los pocos minutos llegó el personal médico para controlar la salud del recién nacido, que constató que la criatura estaba en buenas condiciones de salud y no fue necesario su traslado a un hospital.

El padre del niño, Fernando Rodríguez, llamó luego a la comisaría para agradecer la labor de los dos oficiales quienes atendieron al bebé sin dudarlo."Gracias a los policías por su rápido accionar, porque aparte de cuidar y proteger a la comunidad están preparados para auxiliarnos en momentos de desesperación como en nuestro caso con nuestro hijo recién nacido .La familia Rodríguez Zahara les agradece de corazón dios los bendiga”, les escribió Rodríguez en un mensaje a los oficiales que los ayudaron.

Fuente: La Mañana