CÓRDOBA (ADNSUR) - Dos nenes tuvieron que ser atendidos en distintos hospitales tras sufrir quemaduras en la piel luego de tocar el piso del flamante puente peatonal de Villa Carlos Paz, en Córdoba. El puente fue inaugurado el 23 de diciembre pasado y tiene un piso de aluminio texturado, barandas metálicas, iluminación LED y losas de aproximación con las veredas. Las altas temperaturas hacen que el piso se convierta en un peligro para las personas que circulan por el puente peatonal. 

Uno de los chiquitos sólo sufrió quemaduras en las manos pero el otro se quemó el brazo y una de las piernas.

Andrés Ferreyra on Twitter

 “Salí rajando al Hospital Privado de Córdoba, pero no había cirujanos especialistas en quemaduras. Me trasladaron al Hospital de Niños, aunque no nos recibieron porque tengo Osde. Terminamos en el Allende. Gracias a Dios mi hijo está bien", dijo la mamá de uno de los nenes. 

El presidente de la comisión de Vialidad Provincial, el ingeniero Martín Gutiérrez, indicó en contacto con radio Mitre Córdoba: "Habíamos construido cuatro pasarelas en el Parque del Kempes y nunca tuvimos un inconveniente. Por esto decidimos avanzar con esta tecnología. Es una chapa que nos provee una empresa de Río Tercero". 

Aseguró que "la metodología de construcción es la misma, pero la arquitectura es más extensa. Tiene un asoleamiento importante y al estar nueva absorbe más energía". No obstante, Gutiérrez admitió que puede existir “una diferencia en el espesor y la textura de la chapa”.

En relación con la respuesta para las familias cuyos niños resultaron heridos, dijo: “La provincia va a acompañar, primero para la salud de estos niños que no tengan secuelas, y luego se determinará jurídicamente si corresponde algún resarcimiento”.

"Ante la noticia del trágico episodio, tomamos cartas en el asunto y este martes a la mañana enviamos a hacer pruebas con dos pinturas epoxi diferentes. Experimentaremos la adherencia, resistencia y la conductividad térmica de la chapa", declaró en contacto con Cadena 3.