CHINA (ADNSUR) - Dos médicos chinos permanecían graves  con coronavirus, y luego de tres meses internados vieron que su piel se oscureció después de haber sido salvados y tras estar conectados mucho tiempo a un respirador artificial.

Yi Fan y Hu Weifeng, de 42 años, se contagiaron de coronavirus mientras trataban a pacientes en el Hospital Central de Wuhan en enero. Fueron diagnosticados el 18 de enero. Primero los llevaron al Hospital Pulmonar de Wuhan y luego los transfirieron dos veces. El Dr. Yi, cardiólogo, venció a COVID-19 después de que los médicos lo conectaron a un respirador artificial durante 39 días.

El doctor Yi se recuperó casi en su totalidad, aunque todavía no tiene movilidad.
El doctor Yi se recuperó casi en su totalidad, aunque todavía no tiene movilidad.

“Su color anormal de la piel es causado por desequilibrios hormonales después de que sus hígados fueron dañados por el virus”, dijo su médico a los medios estatales chinos. Ambos médicos infectados eran colegas de la médica denunciante Li Wenliang, quien fue castigada por advertir del virus y luego murió de la enfermedad el 7 de febrero.

El Dr. Yi dijo que se había recuperado casi en su totalidad y que podía moverse en la cama normalmente, pero todavía estaba luchando para caminar de forma independiente. Mientras  confesó que la terrible experiencia de luchar contra la enfermedad mortal lo había traumatizado. : "Cuando estuve consciente, especialmente después de conocer mi condición, me sentí asustado. Tenía pesadillas", señaló en declaraciones a CCTV desde su cama de hospital.

El doctor Hu estuvo en cama 99 días y más de un mes con respirador artificial.
El doctor Hu estuvo en cama 99 días y más de un mes con respirador artificial.

La condición del Dr. Hu era más grave. El urólogo estuvo en cama durante 99 días y su salud general es débil, dijo el Dr. Li Shusheng, quien trató al Dr. Hu. "No podía dejar de hablar con los médicos que vienen a verlo", dijo el Dr. Li. Estuvo con respirador artificial desde el 7 de febrero al 22 de marzo y recién el 11 de abril comenzó a hablar. Todavía está siendo atendido en las unidades de cuidados intensivos en el mismo hospital que el Dr. Yi.

Li sospecha que la piel de los dos médicos se oscureció debido a un tipo de medicamento que habían recibido al comienzo del tratamiento. Y agregó que uno de los efectos secundarios del medicamento es el oscurecimiento del color de la piel, así lo publicó Clarín.