RÍO GALLEGOS - Verónica y Romina realizaban ciclismo en la ruta que conduce a Punta Loyola cuando divisaron, a la altura de la Zona Franca, a un zorro que tenía la cabeza completamente metida dentro de una botella plástica vacía.

El animalito hacía denodados esfuerzos por liberarse, sin éxito. Por eso, las jóvenes no lo dudaron y comenzaron a seguirlo hasta la entrada de su madriguera, donde finalmente pudieron quitarle la botella, reseña La Opinión.

Dos ciclistas salvaron a un zorro que tenía la cabeza atorada en una botella plástica

"Intentamos acercarnos y se fue. Ahí dejamos las bici de lado e intentamos acercarnos",  cuenta Romina Reyes a La Opinión. Justamente por el tamaño de la botella el zorro no podía meterse en su madriguera, por lo que fue el momento ideal para que pudieran agarrarlo.

"Ahí me pongo los guantes y lo agarré de las patas de atrás para correrlo. Le tomo la cabeza pero costó un poco, tenía miedo de lastimarlo, estaba ahogándose", dijo.

La botella no le permitía esconderse en su cueva, por lo que allí pudieron atraparlo y quitársela.
La botella no le permitía esconderse en su cueva, por lo que allí pudieron atraparlo y quitársela.

Apenas se sintió libre de su máscara plástica, el zorro salió corriendo. "Es satisfactorio, porque quizás no pasaba la noche y moría ahí ahogado en la botella", relató a La Opinión.