Un chico de 13 años murió el pasado fin de semana luego de sufrir importantes heridas causadas por un camión de basura que recogió el contenido del contenedor donde se encontraba durmiendo junto a otros jóvenes.

El hecho ocurrió en Port Lincoln, Australia cuando el vehículo vació el contenido del recipiente con el menor adentro, sin darle tiempo a escapar como sí pudieron hacerlo sus dos acompañantes, de 11 y 12 años.

Al escapar, uno de los jovenes golpeó la puerta del conductor para avisar lo que estaba sucediendo, pero no fue suficiente: las heridas provocadas por el camión generaron la muerte del menor tras la llegada de los servicios de emergencia.

Según trascendió, una ambulancia arribó al lugar para practicarle a la víctima ejercicios de reanimación, pero sus esfuerzos fueron en vano.

En base a las autoridades es la primera vez que se encuentran con gente durmiendo en estos contenedores de basura, pero aclararon que los menores que se encontraban allí no son 'sin techo', dado que tienen una residencia fija registrada ante el Gobierno.