COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  A casi menos de un mes del inicio del ciclo lectivo 2021, tras un año sin clases por la pandemia por coronavirus y la incertidumbre, más allá del reclamo salarial por los sueldos atrasados, también se suman los planteos por el estado de las escuelas que estuvieron cerradas. Directivos y docentes reclaman arreglos y obras nuevas, ya que aseguran que las condiciones no están dadas para la vuelta a las aulas.

Jorge Maldonado, docente de la escuela 7702 de Kilómetro 8, donde concurren más de 500 alumnos, habló con ADNSUR. “Rotundamente no”, contestó sobre si la escuela donde da clases está en condiciones de que se dicten clases en forma normal.

“Estrictamente en lo edilicio en la institución a la que yo pertenezco hay condiciones terribles para el inicio”, aseguró y recordó que es una institución que tiene más de 100 años con  “graves problemas estructurales” que ponen en riesgo a quienes concurren a este espacio diariamente. 

Los problemas, según contó, van desde filtraciones de agua por las paredes, humedad que come cimientos, problemas con el gas y que en su momento significaron el “cierre de la escuela durante varios meses”. También hay problemas con la electricidad y los paneles de los techos, entre otros.  

“La institución tiene una matrícula de más de 500 estudiantes y hasta el momento solo hay habilitados dos baños, donde funcionan dos/tres inodoros y no hay condiciones de higiene”, dijo Maldonado. "No es algo que reclamamos en el 2020. Es algo que venimos reclamando desde hace muchos años" y lamentó que los "parches" se que se realizan "es dinero que se tira" porque al poco tiempo el problema vuelve a suscitarse.

Claudia Torres es directora de la escuela N° 799 de Ciudadela, que  comparte edificio con la 161/755/y 485 y  tiene  una matrícula de unos 200 alumnos. "No contamos con un edificio propio y eso hace que tengamos que trabajar en como utilizar el edificio y acordar el uso con otras cuatro instituciones" , manifestó al sostener que éste es un inconvenientes a la hora de hablar de distanciamiento social. 

Torres indicó que esta mañana recibieron una visita de funcionarios de Obras Públicas, y que se realizó un relevamiento sobre las tareas a realizar. "Es una buena noticia porque hace mucho que estamos esperando que se hagan las cosas", dijo tras recordar que ahora hay más problemas para solucionar. 

"Al ser cuatro instituciones tenemos que tener la cantidad suficiente de abastecer a todo el edificio. Cuando hay mucha gente circulando tenemos que tener las bombas condiciones", planteó sobre una obra importante que requieren, además del tema de la humedad y la posibilidad de tener un espacio para "trabajar distanciados".