NÁPOLES - Diego Maradona Jr. sigue en Nápoles en plena recuperación de una neumonía que le provocó el coronavirus, que lo tuvo internado varios días, incluso el miércoles 25 de noviembre, día en que se murió su papá. 

El hijo mayor de Maradona está haciendo el duelo a su manera, lejos del escándalo que rodea la investigación por la muerte del Diez y pensando en viajar a Buenos Aires cuanto antes pueda.

El hijo italiano de Diego pidió que se retire la camiseta número 10 de todos los clubes donde jugó su papá, incluida la Selección argentina, según manifestó en una entrevista con el diario español Marca.

“En los equipos donde jugó, creo que sí, incluido el Barça. No me cabe ninguna duda. Pero todo eso es secundario. Estoy enfocado sólo en pasar este duelo tan difícil. Ojalá pase rápido, o no... Ni sé lo que quiero que pase”, respondió al ser consultado sobre si había que retirar la 10 como homenaje a su padre.

Según publica TN, además, habló de la dedicatoria de Lionel Messi con la camiseta de Newell´s: “Me gustó mucho, me emocionó mucho. Han sido días muy emotivos. Lo de Leo fue especial, muy lindo. Me llegó mucho, me hizo llorar. También el del Nápoles; el triunfo de Gimnasia; lo que pasó en Boca, donde estaba Dalma... Fueron emotivos”.

“No haber podido viajar a la Argentina fue lo peor. La muerte de un padre, no poder estar con él, no poder despedirlo ni estar con la familia... No ha sido fácil esto a 15.000 kilómetros”, manifestó el hijo del Diez. 

“Estaba internado en el hospital, desgraciadamente. Me empezaron a llegar mensajes y rápidamente me puse a llamar a Buenos Aires. Llamaba y llamaba hasta que me atendieron y ahí me contaron lo que pasó”.

“Mi padre estaba triste, sí, pero nunca pensé en lo peor -agregó el joven-. Sabíamos todos cómo estaba, pero siempre lo intentábamos levantar. Yo tenía miedo, pero por miedo natural a la muerte, que es algo feo. No puedo aceptar que se haya muerto tan joven. Tenía muchos años para disfrutar con su familia. Eso es algo que no sé si voy a aceptar algún día. Perderlo tan joven... La vida es así”.

“Yo siempre hablé con mi viejo cuando quería. Eso sí, cuando él no quería hablar con nadie, no hablaba con nadie, ni conmigo. En este momento, yo no tengo ganas de meterme en críticas, polémicas, si éste es bueno, el otro malo... Yo estoy en otra. Mi cabeza tiene que procesar cosas más importantes. Mi prioridad es sanar esta herida y curarme la neumonía que tengo. Llevo un mes y medio sin salir de casa. No quiero ahora polémicas ni quilombos ni peleas”, dijo Diego Maradona Jr.

“Estoy en manos de los médicos. En cuanto pueda, quiero tomarme un avión, ir a Argentina y poderme despedir de él, darle un abrazo, aunque no será como siempre quise. Que sea mañana, en una semana o en dos, ya no me cambia mucho porque mi padre, desgraciadamente, ya no está más”, subrayó.