COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este sábado 10 de octubre se celebra el día Mundial de la Salud Mental. Por este motivo, a través de las redes sociales, realizaron un reconocimiento a todos los integrantes de este servicio que cumplen dicha tarea en el Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. 

La Salud mental se encuentra atravesada por componentes históricos, socio-económicos, culturales, biológicos y psicológicos, y por esto su preservación y mejoramiento implican la concreción de estos derechos humanos y sociales elementales.

Resulta imposible entonces pensar la salud mental sin acceso a la vivienda, a la educación, al trabajo, sin posibilidad de respetarnos o sostenernos; es imposible pensar en salud mental con personas atravesadas por el estigma y la discriminación; es imposible pensar en salud mental en la violencia, en la exclusión, el fascismo y la discriminación; es imposible pensar la salud mental fuera de la sociedad y la comunidad.

El lema que convoca este año es “SALUD MENTAL Y BIENESTAR. UNA PRIORIDAD PARA TODOS. MAYOR INVERSIÓN MAYOR ACCESO”

Día Mundial de la Salud Mental: reconocieron a través de las redes al servicio del Hospital Regional

La Ley Nacional de Salud Mental n° 26.657 sancionada en 2010, y su decreto reglamentario 603/13, determina que el 10% del presupuesto destinado a Salud, debe ser consignado a Salud Mental; es un hecho que, en estos diez años, siempre se ha estado lejos del efectivo cumplimiento de esta determinación.

Pero independientemente del porcentaje del presupuesto, y sin desconocer que su efectivo cumplimento es una de las luchas que nos convoca, es más importante aún determinar desde nuestro campo en qué invertir y en qué tipo de acceso queremos dar (hacia dónde deben dirigirse nuestros esfuerzos):

Sin lugar a dudas a todos nos mueve el deseo de invertir en un sistema de salud pública de calidad, accesible y que brinde servicio a todas las personas, sin distenciones.  Para ello desde el ámbito de la salud mental debemos: desinvertir en instituciones cerradas (manicomios) e Invertir en dispositivos intermedios y en abordajes integrales en y con la comunidad;  invertir en sistemas de apoyo; invertir en abordajes comunitarios; invertir en romper con los estigmas; invertir en involucrar a los usuarios y sus familiares; invertir en formación de grado y posgrado que contemple la importancia de las determinaciones sociales para mejorar el abordaje de la integralidad con trabajo interdisciplinario, interinstitucional e interministerial; invertir en recuperación en la sociedad; invertir en el abordaje comunitario.

Necesitamos invertir en cambios estructurales: para no quedar atrapados por los “vientos políticos de turno” asegurando la sustentabilidad y para, como sistema público, abordar la problemática y garantizar el acceso a la salud mental, observando sus  múltiples determinaciones.

No se trata entonces solo de un lema sino de una intención y un pedido necesario de cambio en las políticas globales relativas a la salud, que debe ser acompañada por todos. Necesitamos también entonces invertir en que la comunidad toda se convierta en un actor más del campo de la salud mental, en defensa de su Derecho a la misma.

Lic. Gabriela Fiel Martínez – Coordinadora CIT ZS / COS Covid19 y SM –