Una modelo yemení vive desde hace varias semanas un verdadero calvario, luego de haber sido detenida por los rebeldes hutíes que controlan buena parte del país medioriental acusándola de drogas y prostitución.

En ese contexto, la joven de 20 años está siendo obligada a someterse a una "prueba de virginidad", un hecho denunciado en las últimas horas por Amnistía Internacional.

"Ha aparecido regularmente en fotografías en internet (...) sin velo desafiando las estrictas normas sociales yemeníes", explicaron desde AI en un comunicado donde remarcan que fue "detenida el pasado 20 de febrero y forzada a 'confesar' varios delitos, incluidos el de posesión de drogas y el de prostitución".

"El 5 de mayo el abogado de Intisar al Hammadi fue informado por un miembro del equipo de la fiscalía de los planes de someterla a una 'prueba de virginidad' en unos días, una vez que se emita una orden judicial al médico forense", agrega el movimiento que brega por el reconocimiento y respeto de los derechos humanos en todo el mundo.

En ese sentido, Amnistía Internacional remarcó que  las denominadas "pruebas de virginidad" son "una forma de violencia sexual y son consideradas como tortura por las leyes internacionales", oponiéndose estrictamente a cualquier tipo de accionar que busquen hacer los mencionados grupos rebeldes de Yemén.