La espectadora que originó la caída de varios ciclistas en el Tour de Francia fue detenida luego de cuatro días de búsqueda. Había generado el accidente cuando intentaba mostrar un cartel a sus abuelos el pasado sábado 26 de junio. Las imágenes grabaron una inmensa cadena de caída de ciclistas, de los cuales muchos debieron abandonar la carrera al sufrir fuertes heridas.

"La mujer fue identificada formalmente. Está detenida desde hace algunos minutos y su audición acaba de comenzar", informó la agencia internacional de noticias AFP, que precisó que la espectadora es de nacionalidad francesa. La mujer que vestía una campera amarilla había escapado antes de que llegaran las autoridades en el momento del accidente. 

Ahora podría ser penada con un año de prisión no efectiva y una multa económica de al menos 1.500 euros, aunque según detalló la cadena RTL, si alguno de los corredores que debieron retirarse de la competencia por su culpa presentan una denuncia la sanción podría incrementare sensiblemente.​

"Estoy meditando denunciar a la espectadora, porque es todo un Tour lanzado a la basura y siento mucha rabia", dijo había el ciclista español Marc Soler, quien sufrió fracturas en las dos cabezas de radio y la cabeza del cúbito izquierdo.

La mujer fue descripta como la "fanática Opi-Omi" en las redes sociales, por el cartel dedicado a sus abuelos, del cual se cree que hubo una mezcla de idiomas entre francés y alemán. 

En el video se ve como a 45 kilómetros de terminar la primera recta del Tour de Francia la joven se metió en la pista de asfalto para mostrar su cartel a las cámaras de televisión, sin ver que uno de los ciclistas, Tony Martin, venía por ese carril e impactó con su cartel, cayéndose y generando un colapso en cadena. 

"Una sospechosa está detenida", confirmó, por su parte, el fiscal de la República, de la ciudad de Brest, Camille Miansoni. "Sabremos más de aquí a mañana por la mañana", añadió. 

El martes había indicado a la prensa que la investigación iba "bien". "Las cosas avanzan y esperamos resolver este caso en un plazo razonable", había asegurado, hablando de "varios testimonios" tras el llamado a la colaboración de gente para encontrar a la espectadora.

La investigación judicial abierta en el marco de este caso fue confiada a la brigada de gendarmería de Landerneau. Los ciclistas del Tour de Francia manifestaron el martes su descontento frente a la multiplicación de las caídas, poniendo pie en tierra durante un minuto, 500 metros después del inicio de la cuarta etapa entre Redon y Fougères.

Fuente: Perfil