Una mujer keniana fue detenida en España en las últimas horas, acusada de intentar comerse los dedos de su compañera de apartamento.

Según la policía se trató de una práctica de brujería caníbal oriunda de Africa, la cual había sido intentada de practicar en la nación europea por parte de la detenida, de 45 años, contra su compañera congoleña.

El hecho tuvo lugar en la ciudad de Sevilla a mediados de septiembre, y fueron los vecinos del lugar quienes alertaron a los servicios de emergencia sobre la situación en la cual la acusada había atacado a su par con el objetivo de cortarle los dedos.

Si bien en un primer momento, y tras la actuación de la policía, la mujer fue asistida en un centro de tratamiento psiquiátrico, luego fue encarcelada.

La víctima, por su parte, fue atendida por personal médico y alojada en un centro hospitalario.