Una mujer estadounidense fue detenida en las últimas horas luego de que se comprobara que durante las noches encerraba a su hija con autismo en una jaula.

Melissa Doss, de 42 años, fue acusada este lunes de un delito de abuso agravado de un menor y negligencia infantil luego de que la policía diera con la situación en su casa ubicada en Florida.

En base a los primeros reportes fue un vecino quien alertó a las fuerzas de seguridad sobre el hecho, asegurando que un menor había trepado por encima de su cerca y estaba en su patio.

Tras acudir al lugar los agentes descubrieron que la niña no sabía hablar, y luego de interrogar a su madre se enteraron que la menor "había escapado de la casa".

 "Dormía en una jaula casera hecha de metal y madera", aseguraron los investigadores tras inspeccionar la casa que, según contaron, se encontraba en condiciones "deplorables", con "olor a heces y orina" y "basura, insectos de todo tipo, arañas y moscas" por todas partes.