Una mujer de 23 años fue detenida en las últimas horas, acusada de asesinar a su bebé mediante la asfixia porque "le molestaba que llorara".

Alvory C. Chavez Ramos, oriunda de Illinois, Estados Unidos, fue apresada por la Oficina del Sheriff del Condado de Cook, luego de que se descubriera el cuerpo de la criatura enterrado en el patio de la casa familiar, dentro de una bolsa de plástico.

Según se supo, la mujer había dado a luz al niño en condiciones precarias, entre el 31 de octubre y el 30 de noviembre de 2020, y en base a sus declaraciones había intentado ocultar su embarazo porque "quería evitar que su familia se enojara con ella".

"Presuntamente colocó su mano sobre la nariz y la boca del niño para evitar que los miembros de la familia en la casa descubrieran al bebé”, destacó la Justicia en relación a cómo Chavez Ramos terminó con la vida de su hijo, luego de que este empezara a llorar.

Si bien la acusada se justificó alegando que el objetivo no era matarlo sino callarlo, al notar que el bebé ya no respiraba lo colocó dentro de una bolsa de plástico y lo llevó hasta el patio trasero de la casa, donde finalmente lo enterró antes de que el hecho fuera descubierto.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!