Una mujer estadounidense fue detenida en las últimas horas, acusada de arrojar desde un puente a sus dos hijos menores de edad.

El hecho tuvo lugar en Luisiana y la acusada, identificada como Ureka Black, resultó aprehendida en la ciudad de Shreveport, luego de que se la vinculara con un intento de asesinato en segundo grado.

Según las autoridades, la mujer lanzó a los niños en el lago Cross Lake previo a que ambos fueran rescatados, uno de ellos con heridas de gravedad.

La policía había sido alertada sobre el suceso por una llamada anónima que daba cuenta del cuerpo de un bebé flotando en el lugar.

Ambos jóvenes fueron salvados por una patrulla marina, y el menor de ellos trasladado al centro médico de la Universidad Estatal de Luisiana, donde está recuperándose y se espera que sobreviva..