BRASIL (ADNSUR) - Científicos brasileños detectaron este miércoles una nueva cepa del coronavirus en la ciudad de Belo Horizonte, en medio del impactante aumento de casos en el país amazónico..

Según se informó, la variante mezcla 18 mutaciones del virus que mantiene en vilo al mundo desde marzo de 2020, y en algunas de ellas se encuentran compartidas las variantes brasileñas P1, conocida como 'variante de Manaos y P2 (Río de Janeiro), con la sudafricana (B.1.1.351) y con la británica (B.1.1.7).

A partir del hallazgo, y conocido el impacto de las nuevas cepas en la velocidad de propagación del virus, los científicos investigan el riesgo de empeoramiento de la enfermedad del Covid-19.

Además, diversos especialistas habían advertido en las últimas semana  que ante una transmisión incontrolada del virus en Brasil existían muchas posibilidades de que surgieran más variantes del SARS-CoV-2. A mayor cantidad de estas mutaciones, mayor el riesgo de transmisión, informó la agencia Reuters.

La nueva variante, informó O'globo, podría denominarse P4 y parece tener el mismo origen que las P1 y la P2. 

El descubrimiento, cabe destacar, fue realizado por investigadores del Laboratorio de Biología Integrativa del Instituto de Ciencias Biológicas de la UFMG y del Sector de Investigación y Desarrollo del Grupo Pardini, en colaboración con el Laboratorio de Virología Molecular de la Universidad Federal de Río de Janeiro y la ciudad de Belo Horizonte..